Cristina González Rojo

Cómo ha crecido el parque de viviendas en Andalucía

LA información utilizada en este Observatorio tiene como fuente la estimación que prepara el Ministerio de Fomento sobre el llamado parque de viviendas. En el cuadro se recogen los datos de España y los de Andalucía, desagregados por provincias, distinguiéndose entre viviendas principales y no principales, que son sobre todo las conocidas como segundas viviendas, ya se dediquen a residencia temporal u ocasional, o no tengan utilización por parte del propietario.

El número de personas residentes no es necesariamente un indicador sobre el número de viviendas que resulta adecuado en una comunidad autónoma, pues en Andalucía hay un considerable movimiento de personas foráneas, que además se concentran en determinadas zonas del territorio. En diez años el número de viviendas existentes se ha incrementado en un 28,2% del total del parque andaluz, con lo que la construcción es bastante nueva, pero no hay indicadores sobre su calidad, ni sobre el estado de las viviendas antiguas.

El incremento del número de viviendas es superior a la media nacional (23,7%) en 4,5 puntos porcentuales; ésta es una diferencia apreciable en sólo diez años, y con una inversión y financiación de gran envergadura. Actualmente, las viviendas nuevas disponibles para su venta representan el 2,6% del parque en España, siendo esta relación en el parque de Andalucía del 2,4%, esto es, unas 676.000 y 107.000 viviendas, respectivamente. Destaca Almería, con un 6,5% de viviendas nuevas a la venta sobre el total existente en la provincia. El resultado de la fuerte actividad constructora en tan pocos años tendrá su repercusión reduciendo la intensidad de las promociones en el futuro, si acaso en lugares concretos muy demandados, y para alquiler u otras finalidades. Más allá de la vivienda tradicional es donde puede estar el futuro de la construcción.

Los argumentos que justificaban el auge de la construcción eran una demografía favorable, inmigración solvente -ya que había empleo- y las nuevas pautas sociales que afectan al comportamiento y la forma de la unidad familiar. Todo ello en un entorno de facilidades financieras, con tipos de interés extraordinariamente bajos y una fuerte competencia entre entidades financieras.

Es destacable la elevada concentración de viviendas en Andalucía, con sólo desagregar a nivel provincial. Para el período considerado se muestran tasas de crecimiento del número de viviendas entre el 15% y el 17% en Córdoba y Jaén, y entre el 41% y el 46% en Almería y Málaga. Las viviendas no principales suponen entre el 22% y el 25% en Sevilla y Córdoba, mientras que en Málaga son más del 42% del total. Esta información sobre el número tan considerable de viviendas que no son de primera residencia nos da claves para interpretar la evolución de las distintas economías provinciales. Además de lo que se refiere a la construcción y sectores vinculados, hay otras cuestiones relacionadas con el turismo y la tendencia reciente al estancamiento de la estancia en hoteles y el crecimiento de las estancias en viviendas de alquiler, que, por otra parte, hacen que las estancias medias sean más prolongadas.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios