PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Los 100.000 euros de J. Luis

SI hace sólo seis meses alguien hubiera pronosticado que el Gobierno británico iba a nacionalizar bancos como Barclays y Lloyd's, lo fusilaban al amanecer acusado de subversivo, antisistema y empedernido lector de El capital de Marx en el Londres donde lo escribió. Si en junio al presidente de Unicredit, el primer banco italiano, le hubieran amargado la fiesta que montó en Sevilla durante cinco días para más de 3.500 empleados, augurando que anunciaría en octubre el despido de 1.000 trabajadores, a tamaño visionario lo sacaban a patadas de la Plaza de España, donde James Blunt les daba un concierto privado. Si a Zapatero le dicen en agosto, cuando veraneaba en Doñana, que 60 días después le tocaba anunciar a los españoles la cantidad tope de ahorros en el banco cuyo reembolso les garantiza, hubiera mandado con viento fresco a tan certero asesor.

El sistema financiero mundial se desploma y sus valores contables se volatilizan tan rápidamente como cayó el muro de Berlín. La ingente cantidad de investigadores que analizan el pasado, el presente y el futuro no es capaz de anticipar los hechos cruciales que marcan época, ni el conjunto de acontecimientos y consecuencias que se aceleran como un tornado por el instantáneo contagio de los miedos colectivos.

En 1823, el liberalismo político fue derribado en España por el ejército francés denominado los Cien Mil Hijos de San Luis. En 2008, el liberalismo económico se ampara en los Cien Mil Euros de José Luis (Rodríguez Zapatero). Esa es la muralla gaditana donde está refugiada la España de la Pepa, en cueros porque no tiene liquidez ni para los tirabuzones ni para los tranquilizantes que le eviten soñar con la Argentina del corralito.

Ironías de la Historia. Cuando ayer se acudía al rescate del dinero en los cinco continentes porque se lo ha tragado la Tierra, el Ayuntamiento de Sevilla aprobó construir 5.287 viviendas en el Cortijo de Cuarto. Largo me lo fiáis, si ahora somos un cortijo sin cuartos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios