LA Bolsa española cerró la sesión de ayer con una subida del 0,37% frente a las pérdidas del resto de parqués europeos, por el empuje de la banca y pese a la volatilidad que generaron en el mercado los datos de empleo de Estados Unidos (EEUU).

Con la prima de riesgo en 134 puntos básicos, el principal indicador de la Bolsa española, el Íbex 35, se revalorizó 31,40 puntos, hasta cerrar en 8.499,50 puntos, a pesar de que en la semana se dejó el 3,59 % y de que en 2016 acumula pérdidas del 10,95%.

Con el euro en 1,11 dólares, las bolsas europeas, con la excepción del Íbex 35, entraron en pérdidas con la publicación de los datos de empleo de EEUU, encabezadas por Milán, que bajó el 2,13%; Fráncfort, el 1,14%; seguido de Londres, el 0,86% y París, el 0,66%. Madrid se libró de las caídas, pero media hora antes del cierre ganaba el 1% y al final estuvo a punto de registrar otra vez pérdidas.

En este contexto, de los grandes valores, Repsol subió el 3,32%; Santander, el 2,46%; BBVA, el 2,34%; y Telefónica, el 1,78%, mientras que Iberdrola cayó el 1,17% e Inditex, el 1,83%.

Dentro del Íbex 35, CaixaBank lideró las ganancias con una revalorización del 5,52%, seguido de Repsol, con el 3,32% y de OHL, con el 3,17%. Arcelomittal fue la que más cayó. Se dejó el 5,68%, tras anunciar pérdidas de 7.100 millones de euros en 2015 y la venta del 35% que tenía en Gestamp Automoción a los accionistas mayoritarios, la familia Riberas, por 875 millones.

Tras la compañía del sector de acero, Merlin Properties cayó un 3,32% y Ferrovial fue la tercera que más bajó, el 2,34%.

En el mercado continuo, donde se negociaron más de 3.084 millones de euros, Ercros ganó el 7,36% y Quabit perdió el 4,65%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios