La ventana

Luis Carlos Peris

¿Que por qué tiene nombre de cuesta?

ESTAMOS en un día después o en el del arranque para un tiempo distinto. Hoy es día de devoluciones mil; que si el balón viene pinchado, que la muñeca no hace pipí tan bien como se anuncia por la tele, que a la chaqueta hay que ponerle una talla más y al pantalón una menos. Día de devoluciones y día después de la gran fiesta, de una fiesta que ejerce de paliativo o de adormidera, según con los ojos que se mire. Y en este día, que es también atípico lunes, arranca un tiempo que si siempre fue acogido con temor, con la que está cayendo ya veremos cómo lo afrontamos. Si de siempre enero tuvo tan mal cartel que hasta en épocas bonancibles se le daba el nombre de cuesta, ahora vamos a ver qué adjetivo le adjudicamos. Da la impresión de que la cuesta va a ser más empinada que nunca y, por cierto, hay que ver la desvergüenza del Gobierno descontando la quinta parte de unos premios que él mismo patrocina. Qué cara...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios