LA Bolsa española subió ayer el 0,18% en una sesión marcada por la alta volatilidad, y en la que el mercado esperaba noticias acerca de si finalmente Grecia alcanzará esta semana un acuerdo para el pago del rescate con sus socios y acreedores.

Con la prima de riesgo al alza, en el entorno de los 142 puntos básicos (máximos desde noviembre) el principal selectivo español, el Íbex 35, ganó 20,50 puntos, el 0,18%, hasta los 11.238,10 puntos, con lo que las ganancias del año se elevan al 9,33%.

En el resto de Europa, los principales mercados terminaron con resultados mixtos, ya que aunque París subió el 0,35% y Fráncfort, el 0,19%, Milán perdió el 0,26%, y Londres el 0,44%.

La Bolsa española ya inició sesión subiendo, con una revalorización de 0,41%, confiada en que Grecia alcanzará en los próximos días un acuerdo con sus socios y acreedores. No obstante, a mediodía, y sin noticias sobre el país heleno, la incertidumbre se hacía notar en el mercado, sobre todo en el de deuda, donde la prima de riesgo y el rendimiento del bono nacional a diez años se elevaban hasta máximos de noviembre. La tendencia negativa duró poco, ya que el parqué nacional cotizó de nuevo en positivo a media sesión gracias a la banca y la caída del euro.

Los grandes valores registraron resultados mixtos; Inditex subió el 2,14%; BBVA, y Iberdrola cerraron planos, mientras que Repsol perdió el 0,09%; Telefónica, el 0,23%; y Santander, el 0,45%.

Inditex fue el valor más alcista de todo el Íbex 35, seguido del Banco Popular, que ganó el 1,71%, mientras que, por el contrario, FCC se desplomó el 3,17%. En el mercado continuo, Amper destacó al dispararse el 22,26%, mientras que Biosearch fue la que más perdió, el 5,60%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios