EL Gobierno se vio obligado ayer a enterrar sus previsiones sobre creación de empleo tras conocerse los pavorosos datos del desempleo registrados en el mes de septiembre. Lejana ya la esperanza en los brotes verdes que nunca se acabaron de confirmar con solidez, la expectativa de generar cien mil empleos a lo largo de la presente legislatura quedó ayer completamente defraudada. En septiembre el paro registrado alcanzó a 4.226.744 españoles, aumentando un 2,32% con respecto al mes de agosto. Hubo 95.817 desempleados más, la peor cifra de septiembre desde que en 1966 se inició el cómputo con los criterios actuales. De ellos casi la cuarta parte son parados andaluces, logrando nuestra comunidad autónoma el dudoso honor de encabezar la subida del paro desde el punto de vista territorial. Es normal que en septiembre, tras concluir las contrataciones derivadas de la temporada alta del sector turístico, aumente el desempleo, pero en este caso la subida ha sido superior a la prevista, y aún mayor que la experimentada en el mismo periodo de 2008, en pleno estallido de la crisis financiera procedente de Estados Unidos. Los secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social atribuyeron el alza a los recortes de gastos de las comunidades autónomas en materia de sanidad y educación, aunque es evidente la responsabilidad del Gobierno de la nación sobre el empleo a escala nacional. Las perspectivas son, pues, sombrías. El banco de inversión Goldman Sachs, dentro de un anuncio de leve recesión con inflación en todo el continente europeo, pronostica concretamente que el Producto Interior Bruto de España crecerá negativamente unas décimas -es decir, decrecerá- tanto en el último trimestre de 2011 como en el primero de 2012. El panorama económico, laboral y social al que se enfrentará el Gobierno que salga elegido por los españoles el 20 de noviembre es de tal gravedad que exigirá del mismo un gran ejercicio de verdad, firmeza, apelación a la unidad y voluntad reformadora. No cabe otra.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios