El mordisco en la manzana

Aurora Muñoz / Amunozl@grupojoly.com

Me pido ser como David

Hay quién dice que la primera en ver las posibilidades del negocio fue su amantísima esposa, que venía de las 'Spices' con la lección bien aprendida y supo potenciar el sex appeal de este muchacho de procedencia humilde, que llegó a convertirse en una celebridad, al fichar por el Manchester United. De pronto todos los niños querían ser como Beckham, y ya se sabe que, en los cuentos modernos, los sueños de los pequeños se convierten en dinero que manejan manos más despiertas...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios