PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La política del velador

EL informe que el profesor Juan Martínez Barea ha elaborado sobre el sector turístico en Sevilla y su comparación con otras ciudades españolas y europeas, no deja lugar a dudas. El atractivo de la ciudad está estancado y el crecimiento de la facturación es pura inercia. Otras ciudades nos rebasan en dinamismo y en incremento de visitantes. Este trabajo de investigación, alentado por la Cátedra Sánchez Ramade en el Instituto San Telmo, debería dar pie a un debate muy serio en el Ayuntamiento, con la participación de los grupos municipales, de los gremios implicados y de los expertos que no se callan por el arrimón al perol y al pasteleo.

En el periodo 2000-2007, el turismo ha crecido en Sevilla un 11% , en Valencia un 104%, en Málaga un 89%, en Barcelona un 62% y en Madrid un 48%. Seguimos siendo el tercer destino urbano en España pero vamos a paso de tortuga respecto a las dos grandes capitales que nos aventajan y a las que pueden rebasarnos por su mayor competitividad tanto para el ocio familiar como para el ocio ligado a eventos y la suma de congresos y convenciones. Súmenle también Bilbao y Zaragoza al grupo de ciudades que cada vez comen más de la tarta.

En Sevilla se fían las esperanzas de cambiar el rumbo a construir un acuario cuya concesión se acuerda con una empresa afecta al poder pero que no tiene dinero (y por lo tanto no hay acuario), o a poner más veladores en las calles y plazas. Estamos atrapados por una pinza funesta: la política de campanario y la política de veladores. No hay ideas sustentadas en recursos ni estrategia global que a todos beneficie. Cabe recordar la casualidad de que los veladores para el Laredo en la Plaza de San Francisco corresponden al presidente de la Asociación de Hostelería, y los veladores que se piden para el Hotel Inglaterra en la Plaza Nueva serán para el presidente de la Asociación de Hoteles. Tan cerca del Ayuntamiento en todos los sentidos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios