La ventana

Luis Carlos Peris

De cuando el sábado se viste de lunes

CRAC en la Bolsa, se desploma el Íbex, los precios del gas natural suben casi un diez por ciento, la mañana aparecía negra como la noche y se advertía de alerta naranja, el bonobús también se viene arriba y el Ayuntamiento suspendía el acto de la Hispanidad no fuera a ser que los ultras la liasen. ¿Pero no estábamos en que los ultras con peligro eran los hijos de los que iban enardecidos a la Plaza de Oriente? Era sábado, pero tenía sabor a lunes marrón, muy marrón. Para colmo ya no habrá más vaqueros Lois porque se le echa el cierre a la fábrica que surtía a los que no teníamos un Levis al alcance. Además, la Bienal se clausuraba, se acabaron las tertulias en el hotel Triana y la cerveza en La Isla después del espectáculo en el Maestranza. Lo dicho, ayer amaneció un sábado con cara de lunes, con el aspecto del lunes más deprimente, qué vaya noticias y vaya negruras, tanto en el celaje como en el horizonte.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios