La Aldaba Andaluza

Carlos Navarro Antolín

cnavarro@diariodesevilla.es

El secreto musical de Juan Espadas

Los socialistas confiaron en Marvizón para estrenar melodía en su congreso, mucho mejor que lo de Jennifer López del PP en Granada

Manuel Marvizón

Manuel Marvizón / M. G. (Sevilla)

A los socialistas les sobraron los puños en alto al final del congreso donde mi Juan fue alzado ya a la secretaría general con todas las bendiciones. Además, olvidaron pinchar el himno de Andalucía. Rabitos de pasa para el tío de la música de la calle San Vicente. En cambio, ha pasado inadvertido que Espadas quiso tener una banda sonora propia para demostrar el cambio de ciclo. Del susanismo a mi Juan por la vía de las corcheas. Sí, señor. La melodía nueva del PSOE andaluz es alegre, original y pegadiza.

¿Saben por qué? Porque la ha escrito el sevillano Manuel Marvizón, el mismo que ha compuesto las melodías del programa de Carlos Herrera, la de tantísimos anuncios de radio que están en el imaginario colectivo y, por ejemplo, la música de un acto tan importante para la ciudad como fue la inauguración de la única línea de Metro de Sevilla. Ese día, por cierto, Herrera decidió hacerla suya. Del Metro a la radio. La melodía sigue viva porque suena a las seis, siete y ocho de la mañana. Herrera pegó el mangazo de las corcheas. “Me gusta esa música. ¿Me la puedo quedar, Manolo?”. Las sintonías de Marvizón son como las buenas coplas: se las apropia el pueblo. Baste un ejemplo: el anuncio del queso Vega e Hijos, un clásico de la radio, tan natural y tan rico como siempre, salió de este músico que fue testigo de cómo su maestro, Álvaro Nieto, creaba el anuncio del Almendro que marca la Navidad española.

Melodías, sintonías, anuncios, marchas de Semana Santa, sevillanas. De su mente salió la melodía de Navidad en Canal Sur, muchos años antes de que llegara Mellado a la dirección general. Saludos, Juande. Pues recordaba el éxito de la música del maestro Marvizón, andaluz e independiente por los cuatro costados, a cuenta del churro de música que usó el PP en el congreso de Granada. ¡Qué estruendos! Para eso podrían haber pinchado la melodía de siempre, que al menos evoca a Rajoy dando saltitos en el balcón genovés de las mayorías absolutas. En Granada sonó Jennifer López con el volumen de los coches locos. Faltaba el tío de mala pinta que aparca el coche que se queda en tierra de nadie y lo hace con una sola mano en el volante y subido con un pie al estribo del vehículo.

En Granada se sufrieron momentos de contaminación acústica. Los peperos tuvieron el detalle de terminar con el himno andaluz, que para eso Moreno (“Llamadme Juanma”) es andalucista de pro. En ninguno de los congresos de los dos grandes partidos sonó la Marcha Real. En uno la Internacional y en otro la letra de Blas Infante. En cuestiones musicales ha ganado el PSOE, aunque las músicas de los congresos hayan sido diferentes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios