PASA LA VIDA

Los toldos son para... enero

AL paisaje estival sevillano le falta el color de la sombra por el retraso en la instalación de las velas en algunas calles comerciales del casco antiguo. Y también está carente de narradores que relaten la vida cotidiana en la ciudad de los barrios llenos de vecindario, tan a la sombra del centro y tan expuestos al sol a sus anchas. Palabras que se lleve el viento para elevar tanto la anécdota como la categoría a la condición de vivencias compartidas, de lugares comunes.

Iniciar a 8 de julio la colocación de las velas es propio de una ciudad encallada en su mala gestión. El pasado año ocurrió lo mismo, y no había excusa de ralentización por un cambio de gobierno, como podría alegarse para la presente temporada primavera-verano-otoño de calores. Escasa amortización social de la inversión.

El pasado martes día 5, el Parlamento de Andalucía lució velas en el patio donde celebró el acto en memoria de Blas Infante. El resto de la ciudad seguía por entonces desairada por falta de toldos y a merced de las rachas de 45 grados al sol. En Sevilla o en Pernambuco es fácil arbitrar un procedimiento para fijar, año tras año, cuál es el periodo de entoldamiento y cómo tramitar su instalación. A mi parecer, deberían dar servicio siempre del 30 de mayo al 30 de septiembre. Que los sevillanos, evoquen o no el 30 de mayo al rey Fernando III, celebren la colocación de las velas como la creación de esa luz tamizada, de ese protector solar que rebaja la temperatura a la intemperie y anima a transitar las calles a cualquier hora sin miedo a exprimir la ropa en sufrido sudor.

Es una seña de identidad que deberíamos propugnar mejor y extender por más barrios, con la implicación de asociaciones de vecinos y entidades significativas de cada zona. El Ayuntamiento no debería correr con todos los gastos y sí garantizar por doquier la armonizacion estética. Es un reclamo turístico muy fácil y barato. Es sostenibilidad medioambiental urbana. Pero no nos organizamos por flojos y por cicateros.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios