Editorial

El turismo saca nota en Andalucía

ANDALUCÍA acaba de superar con una calificación muy alta el primer gran examen de la temporada turística. Los datos provisionales sobre ocupación hotelera y pernoctaciones, dos de los principales indicadores del sector, en la comunidad autónoma han permitido a la Junta proclamar que las pasadas fiestas fueron las mejores desde 2007, el año anterior al comienzo oficial de la actual crisis económica. Un comportamiento en el que se reparten protagonismo los visitantes nacionales y extranjeros. La noticia es altamente positiva ya que la Semana Santa marca la tendencia para el resto del año y sobre todo la de los próximos meses de verano, el periodo de temporada alta en el que la región se presenta como una potencia mundial al figurar entre los veinte destinos más solicitados. Aún habrá que aguardar diez días para saber si el impacto económico que, se presume, han generado estas fechas también se traduce en un elevado porcentaje de creación de empleo con el que engrasar un motor que debe girar ya a buenas revoluciones al menos hasta el próximo mes de octubre. La Consejería de Turismo avanzó ayer, tras realizar una consulta en 350 establecimientos, que el 65,2% de las camas hoteleras ofertadas en Andalucía se ocuparon desde el Domingo de Ramos al Sábado Santo, lo que significa un 5% más que en las mismas fechas del año anterior. Respecto a las pernoctaciones en hoteles, la suma total se aproxima a los 1,1 millones, casi tres puntos por encima de las de 2013. Por provincias, Sevilla, con un 77, 2%, registró la mejor ocupación, seguida de Almería, Granada, Málaga y Córdoba, si bien es cierto que la Costa del Sol, que concentra el mayor número de plazas de Andalucía, ha absorbido un tercio de las estancias y Cádiz un 14% del total. Incluso en esta ocasión la meteorología ha sido una gran aliada. Las lluvias respetaron las procesiones y las primeras precipitaciones no aparecieron hasta el domingo. A ello hay que añadir que el retraso este año de la celebración religiosa ha facilitado el disfrute de unas buenas temperaturas, por momentos veraniegas, durante el corto periodo vacacional, para fortalecer el llamado turismo de sol y playa. Son lógicas, por tanto, las reacciones optimistas que se recogen desde la Administración andaluza a los hosteleros e incluso por parte de los comerciantes. El próximo puente del 1 de mayo, las ferias de Sevilla y Jerez, Los Patios de Córdoba y la fiesta de las Cruces de Granada, por citar algunos de los eventos del próximo mes, también mantendrán activo al sector hasta el estío. 2014 camina en la buena dirección, pero el recorrido sólo será el correcto si consigue reducir la lacra del paro en Andalucía.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios