Cosas que pasan

Ricardo Castillejo

Una vacuna para la fama

USTEDES se han fijado que una de las preguntas que más se repiten en los cuestionarios a los personajes conocidos es ésa de "en qué medida te ha cambiado la fama"? Las consecuencias de la popularidad pueden ser tan demoledoras que, igual que una gripe tumba en la cama hasta el más fortachón del gimnasio, los sufridores de dicho impacto social, mientras no exista una vacuna que lo combata, deben andarse con cuidadito.

Luego existen excepciones y, Elisabeth Reyes, Miss España 2006, me da la sensación que es una de ellas. Para ganarse a la joven de 23 años creo que no valen los halagos fáciles, ni las invitaciones en restaurantes caros, ni los privilegios al entrar en una discoteca, ni los codazos ajenos que, al pasear en un centro comercial, se multiplican en torno a los protagonistas de la crónica social. La malagueña tiene los pies en la tierra y eso se nota desde el mismo momento en el que, sin saber qué será de su futuro, ya lo ha planeado montando una agencia de eventos que, por ahora, gestiona su madre y con la que se ha hecho cargo, por ejemplo, del certamen de misses de su ciudad natal. Vamos, una Raquel Revuelta en potencia…

Ilusionada con su participación en "Mira quién baila" -donde está haciendo más ejercicio que nunca-, Elisabeth no tiene inconveniente en reconocer que lo de vivir en Madrid no es tan bonito como parece y que, viendo amanecer frente a su costa Mediterránea, estaría más feliz que una perdiz. ¿Amor? Mucho me temo que no y que, de su relación con el futbolista Sergio Ramos, queda poco más que recuerdos. Eso sí, si estuvieran interesados en conquistar a tan hermosa mujer, sigan, por si acaso, sus sencillas indicaciones: "Que sean cariñosos y románticos y mejor atractivos que guapos", me explicaba esta misma semana desde la Pasarela de Castilla y León donde también participaron otras modelos como Laura Sánchez o la internacional Almudena Fernández. Todos los que pertenecen a ese mundo anhelan la normalidad. Lo superficial es un traje que pasa demasiado pronto de moda.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios