desde mi córner

Luis Carlos Peris

La vergüenza de la Ley Concursal

El concurso, único recurso para la subsistencia, sería sonrojante sólo de haberlo adoptado el que lo provocó

TOTALMENTE de acuerdo estoy en que la Ley Concursal es una vergüenza, una especie de trampa saducea por la que se incumplen los compromisos contraídos para que el invento no se vaya a hacer puñetas para siempre. No creo que haya nadie en su sano juicio que se muestre de acuerdo con lo de ir a concurso de acreedores, casi ni siquiera los que aprueban cualquier medida con tal de que se ponga a salvo la sociedad que aman, léase el club de fútbol que arraigó en sus corazones. Y si se pone todo en la balanza, la liquidación o el concurso de acreedores, sin duda alguna se opta por lo segundo, vamos que si se opta.

Decíamos ayer que el gran equipaje del Betis de la hora es el de la ilusión que genera verlo en manos fiables, pero un jarro de agua helada recorre la espina dorsal del bético cuando ve las consecuencias que todo esto del concurso de acreedores puede generar en el vestuario. Al menos, por lo que se percibe de las distintas versiones que llegan al aficionado por vía mediática. El papel de víctima de algunos futbolistas que no están cobrando lo que firmaron se une al muy altivo de Emana. Éste dice en voz alta que quiere que le hablen claro y a la cara, como debe de ser, por supuesto que sí. ¿Y por qué no le explican bien claro y a la cara las cosas, por qué no?

A la misma vez, el camerunés dice que no aceptará una reducción en los emolumentos. Otra explicación que le deben, la de en qué consiste la Ley Concursal, qué resortes contempla para hacer posible la supervivencia de la institución. Son noticias todas que van directamente a la línea de flotación de ese buque llamado Real Betis Balompié que sólo almacena ilusión en sus bodegas. Y es que si esa ilusión se va torpedeando en aras a la verdad, mal horizonte le vislumbramos al Betis. ¿Todos los días hay que hacer interpretaciones de la Ley Concursal? La Ley Concursal es una vergüenza, sí, sobre todo si la adoptan los que propiciaron la ruina y éste no es el caso.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios