Gerardo Seisdedos

La pandemia y sus consecuencias

Llevamos demasiado tiempo hablando de la pandemia causada por el coronavirus y, lo que es peor, soportando, sufriendo y resistiendo sus consecuencias. Consecuencias no sólo sanitarias, pues a éstas hay que añadir las derivadas de la descoordinación, el enfrentamiento y la falta de coherencia entre las distintas administraciones, y entre los distintos partidos políticos, para luchar contra ella. Los efectos de los negacionistas, el movimiento QAnon y otros grupúsculos, persuadidos de la teoría de la conspiración, que hacen caso omiso a las autoridades, e incluso se permiten el lujo de manifestarse, alegando que coartan su libertad.

Las originadas como consecuencia de las presiones ejercidas por los poderes económicos sobre los políticos, que han de tomar las decisiones, invocando la ruina de sus negocios. Poderes económicos y empresarios neoliberales, enemigos de lo público, que sin embargo no se hartan de pedir ayudas públicas. Las ocasionadas por las incívicas actuaciones de muchos ciudadanos egoístas, que no se resignan a abandonar sus hábitos y costumbres, a pesar de que muchos sanitarios, y ciudadanos, están muriendo y pasándolo mal en hospitales y residencias. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios