Sevilla FC Sampaoli se estrenará como 'streamer' en Twitch este jueves

La Junta mueve pieza para mejorar su financiación

Es importante que la reforma del sistema de financiación autonómica no sea percibida como un ariete del PP contra el Gobierno central

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se ha cansado del ninguneo al que está siendo sometido por el Gobierno de la nación y ha decidido iniciar una ronda telefónica con los presidentes autonómicos para impulsar, de una vez por todas, un nuevo sistema de financiación autonómica. No es cuestión baladí, pues de éste depende que se den respuestas adecuadas a las necesidades de los gobiernos regionales para atender servicios fundamentales para el Estado del bienestar, como son la educación, la sanidad o los servicios sociales. Prueba de la deslealtad institucional de Moncloa hacia la Junta de Andalucía es que Pedro Sánchez aún no ha recibido a Juanma Moreno, pese a que el segundo lleva más de un año en el cargo. Hasta tres cartas ha enviado el presidente andaluz a Sánchez solicitándole una reunión -aunque sea protocolaria- sin que reciba ningún tipo de respuesta o explicación.

La ronda telefónica que iniciará Juanma Moreno con los presidentes (de la que se excluye al catalán Quim Torra) apoya una iniciativa similar que ha impulsado el socialista Ximo Puig, jefe del Ejecutivo valenciano. Esta coincidencia es positiva, pues es sumamente importante que dicha reforma del sistema de financiación no sea percibida como un ariete político de las comunidades populares contra un Gobierno central en manos de los socialistas. Al fin y al cabo, más allá de quién sea el que las dirija, tanto Andalucía como Valencia tienen necesidades similares y ambas, junto a Murcia, son de las más perjudicadas por el actual sistema de financiación autonómica. Asimismo, hay que aprovechar que la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su época como responsable del ramo en la Junta, fue una ferviente defensora de que la demografía debe ser una de las principales referencias a la hora de distribuir los recursos públicos. Por mucho que sus actuales responsabilidades le obliguen a matizar esta postura, debe ser consciente de que es urgente acabar con la infrafinanciación de regiones como Andalucía y que debe hacer efectivo ya su compromiso de solucionar el problema durante este año 2020.

En la actualidad, según los cálculos que hizo en su día la propia ministra Montero, la Junta de Andalucía recibe al año del Estado 4.000 millones de euros menos de los que les corresponden, lo cual le impide ofrecer unos servicios óptimos a los ciudadanos. Es hora de que acabe este dislate. La iniciativa de Juanma Moreno, en este sentido, es un paso a tener en cuenta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios