Sucesos Cae en Sevilla parte de una banda dedicada a robar catalizadores de coches

Sequía, una razón de Estado

El Gobierno debe preparar un decreto para paliar la sequía que se extiende por todo el territorio y afecta de modo muy especial a la agricultura y la ganadería

La sequía que padece todo el país está pasando ya factura a parte de la población. Los embalses se encuentran al 40% de su capacidad a nivel general y, en el caso de Andalucía y de la cuenca del Guadalquivir, el líquido almacenado ronda el 24%. Las consecuencias se están viendo estos días con restricciones en el suministro en muchas comarcas, como en las del norte de Huelva, y otras medidas de recorte en el servicio en el resto de provincias. La situación es crítica porque a los problemas de abastecimiento humano hay que añadir el impacto que la falta de agua está generando en dos pilares fundamentales de la economía andaluza, como son la agricultura y la ganadería. Y el panorama se complica aún más si se tiene en cuenta que las previsiones no son nada optimistas respecto a la llegada de precipitaciones el próximo otoño, cuando arranque el nuevo año hidrológico. Con este panorama, está claro que la sequía tiene que convertirse en una prioridad para todas las administraciones, una cuestión de Estado en la que el Gobierno central debe liderar un gran acuerdo para paliar los efectos de la falta de agua. Por eso urge una reunión urgente con las autonomías y un decreto de sequía ambicioso -como ya se ha reclamado desde la Junta- para revertir esta delicada situación. Es necesario un pacto que supere las diferencias ideológicas entre los partidos y que evite controversias y enfrentamientos competenciales que la ciudadanía no entendería. Y ese gran consenso pasa por un plan de infraestructuras que supere lo ya contemplado en los planes hidrológicos de las cuencas, con una dotación económica rigurosa y acciones que promuevan la concienciación de la población en el ahorro de agua. Andalucía ha sufrido a lo largo de su historia periodos de sequía de nefastas consecuencias, que se resolvieron con medidas y algunas obras a la espera de que las lluvias llenaran nuestros pantanos. Los efectos del cambio climático indican que esa ya no es la solución. Hay que actuar lo antes posible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios