Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sin razones para el fundido en Canal Sur

Hay una dotación en la RTVA de 4,5 millones de euros para más personal y renovación tecnológica

Los sindicatos de la RTVA han llevado a cabo dos paros en Canal Sur Televisión esta semana, y el próximo apagón será de 24 horas el 27 de febrero, a un día de la festividad de la comunidad, si antes no hay un acuerdo con la dirección. Estos sindicatos reclaman un aumento de la plantilla y una renovación del material tecnológico de una empresa que emplea, en la actualidad, a unos 1.400 trabajadores, una cifra claramente sobredimensionada si se compara con otras empresas del sector. Con independencia de la legitimidad de las reclamaciones laborales, ha llamado la atención la contundencia del paro, dos fundidos en negro. Desde 2010 ha habido ocho paros en Canal Sur, pero sólo uno se debió a asuntos internos, el resto fueron como consecuencia de huelgas convocadas a nivel nacional en todos los sectores. En 2020, el presupuesto de la RTVA deja 4,5 millones de euros para nuevas contrataciones y renovación tecnológica, por lo que tampoco se entienden las prisas de los sindicatos por llevar al canal a este tipo de huelgas. Sostienen los sindicatos que no se han producido avances y mezclan sus reivindicaciones con el fichaje de varios directivos por parte de la empresa, una atribución legítima de cualquier dirección. La Junta aportará este año 140,9 millones de euros a la RTVA, que es la casi totalidad de un presupuesto que asciende a 157 millones de euros. Si los sindicatos alegan que hay un déficit estructural de unos 300 trabajadores, cabe preguntarse por qué el consejo de administración, la dirección y la propia Administración andaluza no llevan a cabo una reestructuración del ente, porque 1.400 trabajadores son más que suficientes. Todos los departamentos de la Junta han sufrido recortes de presupuesto y de personal durante la crisis, siendo los más graves los de sanidad y educación, por lo que aún es más difícil comprender la falta de responsabilidad de estos sindicatos al plantear respuestas tan graves a problemas menores.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios