Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

El turismo extranjero confía en Andalucía

La comunidad obtiene buena nota ante su primer gran examen frente a países competidores que han rebajado los precios

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el número de extranjeros que han visitado Andalucía en el primer semestre del año y el gasto generado por las estancias son elocuentes: 5,3 millones de personas, un 2% más que el año pasado, y más de 5.700 millones de euros, un 2,1% más que en los primeros seis meses de 2017. Andalucía crece más que la media nacional como destino preferido por los foráneos y muestra su fortaleza ante las otras tres comunidades españolas receptoras de este tipo de turismo exterior. De momento, la amenaza del Brexit no ahuyenta a los británicos que suponen casi un tercio del total y le siguen los procedentes de los países nórdicos, con más de un 11%. Es de esperar que estas cifras también se consoliden en la temporada alta estival en la que nos encontramos. La propia Consejería de Turismo espera unos buenos resultados en general, porque también el turista nacional se suma al interés por la comunidad para pasar sus vacaciones veraniegas. Zonas como Cádiz y Huelva serán las más beneficiadas por este retorno paulatino que se había ralentizado en los últimos años. Pero también Jaén disfrutará de un aumento superior al 2%, si se cumplen estos augurios.

Andalucía, de momento, obtiene buena nota en su primer gran examen. Países competidores como Turquía, Egipto o Túnez ofrecen unos precios de alojamiento en estas fechas sensiblemente más bajos que los establecimientos andaluces. En el caso de los costeros, agosto es su principal mes de ocupación y las tarifas suben ante la alta demanda. El litoral malagueño, por ejemplo, llena estos días más de un 80% de la oferta total de sus camas en los hoteles. Pero el triángulo de éxito se demuestra que funciona. La fórmula que combina seguridad, con la calidad de los alojamientos y la diversidad en las posibilidades de ocio es lo suficientemente atractiva para que el viajero extranjero mantenga la confianza en Andalucía pese al nuevo escenario internacional.

Sólo hay algunos nubarrones de los que advierten los empresarios hoteleros, principalmente del litoral. El riesgo a medio plazo de la supervivencia de los establecimientos de pequeña categoría y los apartamentos turísticos, los más afectados el auge de las viviendas particulares para este tipo de uso. Las pernoctaciones en estos últimos han caído en Andalucía el primer semestre un 2,1% y los viajeros también han descendido en casi dos puntos. En el caso de Málaga un 25% y un 18%, respectivamente. El aviso es claro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios