Tribuna

Antonio Barrionuevo Ferrer / Indalecio de la Lastra Valdor

Doctor Arquitecto / Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos

Altadis necesita un concurso de ideas para su recuperación

Reflexiones de dos de los profesionales que han explicado los detalles del edificio de la antigua Fábrica de Tabacos de Los Remedios en la XVII Semana de la Arquitectura

El edificio de la antigua Fábrica de Tabacos de Los Remedios. El edificio de la antigua Fábrica de Tabacos de Los Remedios.

El edificio de la antigua Fábrica de Tabacos de Los Remedios. / Jose Ángel García (Sevilla)

Con motivo de la XVII Semana de la Arquitectura, Sevilla 2018, una de sus actividades a celebrar ha sido la visita guiada a grupos de ciudadanos a la Fábrica de Tabacos Altadis para mayor conocimiento de su realidad material tanto arquitectónica como paisajística, que constituye uno de los principales recursos para el desarrollo contemporáneo de la ciudad de Sevilla.

Tras la visita realizada por el grupo, que ha sido guiado por el arquitecto Antonio Barrionuevo y el ingeniero Indalecio de la Lastra, se exponen las siguientes consideraciones.

Pocas veces en la vida de las ciudades se presentan oportunidades para hacerlas más hermosas y universales. Algunos proyectos cambian un entorno, otros todo un barrio, pero hay pocos que cambian una ciudad entera. No puede perderse la oportunidad ilusionante que ofrece la Fábrica de Tabacos de Sevilla al nuevo gobierno municipal para convertir un problema, tras años aun no resuelto, en una actuación de la máxima excelencia para la ciudad.

"La Fábrica de Tabacos de Altadis posee un gran valor como contenedor contemporáneo de grandes posibilidades"

La Fábrica de Tabacos de Altadis posee un gran valor como contenedor contemporáneo de grandes posibilidades para instalar todo tipo de actividades que potencien a la ciudad en este estratégico enclave, tanto por su centralidad como por contribuir al paisaje más identitario, como es el gran Eje y Paseo Fluvial del Guadalquivir que articula la imagen urbana más abierta de la ciudad de Sevilla.

Todas las ciudades que miran al futuro potencian sus recursos y enclaves estratégicos para impulsar su presencia en el panorama de ciudades que se renuevan, transformando sus estructuras edificatorias y urbanas para ofrecer al mundo su evolución y desarrollo como sociedad contemporánea, además de conservar sus manifestaciones tradicionales.

"Todos los espacios interiores que contiene la arquitectura de la Fábrica de Tabacos están en perfecto estado de conservación"

Todos los espacios interiores que contiene la arquitectura de la Fábrica de Tabacos están en perfecto estado de conservación y, además, son producto de una modulación geométrica perfectamente organizada con dimensiones y proporciones que corresponden a grandes salas, por lo que, sin gran dificultad, pueden ser utilizadas para cualquier programa funcional que se pretenda y se llegue a acordar instalar debido a su gran flexibilidad; en resumidas cuentas, es un perfecto contenedor de gran capacidad.

Y debido a su composición estructural de pilares y jácenas de gran luz, sus cerramientos de fachada pueden transformarse abriéndose nuevos huecos y ventanales en la medida que sea necesario para iluminar y ventilar los interiores, y abrirse a los jardines y plazas que rodean las edificaciones concebidas como pabellones diáfanos lineales.

Además sus espacios exteriores ajardinados están organizados con la lógica racional de cumplir su cometido de ser registrado por vehículos de gran tonelaje, tanto para el aporte de la materia prima como para la salida de productos manufacturados.

En especial, los muelles de carga, que constituyen una gran vía en su frente fluvial que con gran facilidad debe convertirse en el paseo fluvial conectado a través de los jardines de Manuel Ferrán con el Puente de los Remedios, la Glorieta de los Marineros Voluntarios y el reciente proyecto en tramitación de la nueva área verde en el frente de la Avenida del Presidente Adolfo Suárez.

"Alterar la arboleda supondría un gran impacto de este enclave paisajístico del río a su paso por Sevilla"

Los pabellones de almacén de ramas y sus ampliaciones, y las naves de talleres anexas que se cuestionan derribar poseen una altura muy conveniente de mantener hoy perfectamente integrada con la arboleda que discurre en el talud ribereño, y alterarla supondría un gran impacto de este enclave paisajístico del río a su paso por Sevilla, que conserva una escala muy apropiada junto con la de los clubes deportivos que han posibilitado que la mayor altura de la edificaciones situadas en la calle Juan Sebastián El Cano o en la reciente denominada Avenida Presidente Adolfo Suárez no graviten como fachada fluvial de gran volumetría que presionaría sobre esta afortunadamente mantenida escena medioambiental de encuentro río-ciudad.

Pero las preguntas son: ¿cuál sería el presupuesto económico si tuviéramos que hacer esta obra de nuevo? ¿Cuánto nos costaría crear este universal contenedor? ¿Qué medios económicos estamos desperdiciando con su destrucción?

También otra pregunta: ¿cuánto costará demolerlo? ¿Se han calculado los metros cúbicos de escombros que van a salir del derribo de esta útil arquitectura concebida desde el pensamiento funcional que se derivó de la Escuela del Bauhaus y principios del Movimiento Moderno, como uno de los logros que son hoy Patrimonio de la Arquitectura?

¿Cuál será la huella ecológica? ¿Se ha calculado? ¿No estamos en una sociedad que hoy está concienciada con el respeto medioambiental y el ahorro de energía que hay que emplear tanto para derribar, transportar y eliminar como para construir de nuevo?

"Es necesario que las decisiones se tomen con un proyecto concreto, no con un convenio"

En nuestra opinión, lo realmente razonable es antes que nada calcular los medios económicos y temporales más eficaces para conducir la puesta en valor y en uso de este importante y significativo proyecto que la ciudad debe realizar en la Antigua Fábrica, considerando su restauración integral como una de las opciones por la que personalmente optamos.

Es totalmente necesario que las decisiones que se tengan que tomar vengan de formalizar un proyecto concreto. No un convenio que lo que plantee sea simplemente el rendimiento de unos suelos. No es necesario insistir en cómo se han transformado tantas y tantas estructuras fabriles, significativas, y como ejemplo de ello solamente hablar de la que se hizo con la de la Antigua Central de Energía para convertirla en la Tate Modern.

"El concurso internacional de ideas debe contar con la participación ciudadana"

Por ello, planteamos que el proceso para la nueva integración ya urgente de la fábrica debe venir de la mano de un Concurso de Arquitectura Internacional de Ideas, en el que el programa a implantar sea parte de uno de los requisitos de sus bases. Y que entre otros factores para su fallo esté la participación ciudadana, ya que es un proyecto que debe ser consensuado por toda la sociedad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios