CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Sesión de investidura

La abstención revuelve Ferraz

  • El viraje se consumará hoy en el Comité Federal, salvo gran sorpresa, con la única duda de si se plasma en bloque o con los diputados precisos

Los tambores de viraje a la abstención retumban en la sede socialista de Ferraz entre protestas de los partidarios de mantenerse firmes en el no a la investidura de Mariano Rajoy.

Varios centenares de personas se concentraron ayer durante más de una hora frente a la sede del PSOE en la calle de Ferraz de Madrid para pedir que el Comité Federal de hoy se mantenga inflexible, aunque el peso de Andalucía y de las federaciones que rechazan terceras elecciones se impondrá.

Sin apenas fisuras, Andalucía es la locomotora de la abstención, aunque la presidenta de la Junta, Susana Díaz, llega hoy al Comité Federal sin haber respaldado expresamente esta opción.

Tampoco lo han hecho el valenciano Ximo Puig, ni el castellanomanchego Emiliano García-Page, dependientes de Podemos para gobernar, pero sobre los que no hay dudas de que secundarán al PSOE andaluz.

La única gran duda es si una vez que se acuerde la abstención, los diputados deben votarla en bloque, como defienden Díaz y Fernández, o solo once de ellos, los precisos para que Rajoy salga investido.

Para evitar más disensiones en el Comité, la intención es que este asunto se dirima la próxima semana en el grupo parlamentario.

El bloque del no cuenta con el respaldo de un buen puñado de territorios, como Cataluña, Baleares, País Vasco o Cantabria, pero asume que su derrota en el convulso Comité Federal del pasado día 1, que acabó con la dimisión de Pedro Sánchez, tiene visos de repetirse.

El enfrentamiento que hubo en aquella reunión a cuenta de la fecha del congreso del PSOE se reproducirá hoy, aunque se espera que el debate discurra sin la bronca que hubo hace tres semanas.

"No hay mucho margen de sorpresa", confiesa a Efe un dirigente territorial alineado con Sánchez. Los pedristas observan que "hay una disociación en el partido, porque lo que dicen los militantes no se refleja en lo que van a votar sus delegados" en el Comité Federal, como se queja a Efe una diputada que formó parte de la Ejecutiva disuelta.

Es el caso de Madrid, Castilla y León, Galicia, Asturias o Murcia, cuyos compromisarios se inclinan por la abstención o están divididos, mientras que sus afiliados apuestan mayoritariamente por el no.

El PSC es la federación más numantina, que mantendrá el rechazo a Rajoy a pesar de la presión de Ferraz y sus avisos de que la desobediencia podría replantear la relación bilateral.

El PSOE balear también está dispuesto a llevar la rebeldía hasta el final, mientras que País Vasco, La Rioja, Cantabria y Navarra apoyarán hoy el no, pero se plegarán a la disciplina de voto en el Congreso.

La facción que aboga por no tener miedo a nuevos comicios y por consultar a la militancia dejará patente el "malestar" por el cambio de rumbo.

"En el Comité se va a evidenciar el divorcio que hay en el partido", avisa otro diputado.

Además de cómo se consumará el final del "no es no" que Sánchez y los barones dejaron por escrito en la famosa resolución del pasado 28 de diciembre, la reunión del máximo órgano viene rodeada de varias incógnitas.

Una de ellas es qué texto se someterá a debate y si en ella se recogerá con claridad la palabra abstención o se empleará como eufemismo si se quieren o no terceras elecciones.

Tampoco se ha aclarado cómo será la votación, si secreta o por llamamiento público, aunque esta segunda opción es por la que apuesta Javier Fernández.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios