Provincia

Los datos de enfermos de Covid-19 empiezan a llegar a los jefes de Policía Local para controlar su confinamiento

  • Los Palacios y Villafranca los está recibiendo desde el martes

  • Los agentes telefonean a estas personas y les comunica que les visitarán en sus domicilios

  • Esta medida de coordinación se pone en marcha gracias a un acuerdo entre Salud y la FAMP

Policías locales de Los Palacios, en un control rutinario en el municipio.

Policías locales de Los Palacios, en un control rutinario en el municipio. / M. G.

Los jefes de la Policía Local de algunos municipios de Sevilla están recibiendo ya los datos de personas que son positivas en Covid-19 y que tienen prescrito el aislamiento domiciliario para controlar de forma más efectiva que lo cumplen.

Es el caso de la Policía Local de Los Palacios y Villafranca que, según ha informado el alcalde, Juan Manuel Valle, recibió los primeros datos el martes por la mañana.

Fuentes de la Consejería de Salud y Familias han confirmado que se está empezando a trabajar en este nuevo sistema de coordinación, en virtud de un acuerdo al que se llegó con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

Paulatinamente se irán generalizando en todos los ayuntamientos, según el objetivo marcado. En aquellos que no tengan policía local el control se hará con otros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

La citada información es remitida por la Delegación Territorial el Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA) directamente a los jefes de la policía local, a través de una aplicación, Apex.

Estos funcionarios deben firmar un documento de confidencialidad, en virtud de la Ley de Protección de Datos, para que hagan uso de los datos de forma estrictamente confidencial y únicamente con fines de salud pública.  

Llamadas de teléfono y visitas en el domicilio

Según ha explicado el regidor palaciego, que forma parte del grupo de trabajo en la Famp con la Consejería de Salud en el que apostó por este sistema, el viernes llegó el protocolo al Ayuntamiento, que incluye ese documento de confidencialidad. El martes, le llegó al jefe de la Policía una primera tanda con 79 positivos.

Lo que se está haciendo es, en primer lugar, telefoneando a estas personas, preguntándoles cómo están y anunciándoles que a lo largo del día se les hará una visita en su domicilio. Durante la primera jornada, se contactó con 14 y, a lo largo del día de hoy, con unas 15 o 16. En todos los casos y según han trasladado los funcionarios, los afectados han acogido de buen grado la iniciativa.

En el caso de que la Policía Local detecte alguna infracción leve o más grave (como estar sin mascarilla en algún establecimiento con más personas) se levanta acta y se notifica a las autoridades sanitarias que son las encargadas en su caso de tramitar las sanciones.

La Junta ha recordado que, según el decreto sancionador aprobado por el Consejo de Gobierno, se considera una infracción grave el incumplimiento del deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria o, en su caso, del confinamiento decretado, realizado por personas que hayan dado positivo en Covid-19.

Las sanciones graves suponen una multa desde 3.001 hasta 60.000 euros. A ellas se unen con sanción leve y una multa de 100 a 3.000 euros el incumplimiento de la medida cautelar de cuarentena acordada por la autoridad sanitaria competente en personas que no hayan dado positivo en Covid-19 pero que sean contactos directos de un enfermo confirmado.

Este cruzado de datos estaba siendo reclamado por numerosos ayuntamientos, que habían detectado que personas asintomáticas podrían estar incumpliendo el aislamiento domiciliario, contribuyendo a la expansión de los contagios. La medida, como destaca Juan Manuel Valle, tiene también un efecto disuasorio aunque, de nuevo, es un trabajo más que recae sobre la administración local, clave en el control de la pandemia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios