Financiación Local

Los ayuntamientos podrán acudir a créditos a coste cero de la Diputación durante todo el año

  • La convocatoria de los FEAR se abrirá en mayo y permanecerá abierta hasta el 30 de octubre

  • El fondo cuenta con 90 millones para falta liquidez puntual, refinanciar préstamos o inversiones

  • Las bases se aprueban en el próximo pleno, con el reto de ayudar a los ayuntamientos en la crisis del Covid-19

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos. El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos.

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos. / M. G.

La Diputación de Sevilla sacará este año en una única convocatoria, en lugar de en dos, y en mayo, los Fondos Extraordinarios de Anticipos Reintegrables (FEAR) o préstamos a coste cero para los ayuntamientos, que ideó tras la anterior crisis financiera y los límites impuestos al gasto para poder prestar el dinero que no puede invertir libremente.

Como gran novedad, la convocatoria pasa a tener un carácter abierto. Es decir, las solicitudes podrán presentarse desde el día siguiente a la publicación de las bases en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y hasta el 30 de octubre de 2020, como fecha límite. Las bases se aprobarán en el pleno del próximo jueves y la partida para este fondo es muy importante: de 90 millones de euros.

El año pasado ya se trabajó en esa idea de la convocatoria abierta, después de que a la primera, en mayo, sólo acudieran 12 ayuntamientos, porque se exige tener aprobado el presupuesto del año en curso y la liquidación del anterior, trámites en los que muchos se retrasan. Ahora, al menos, no tendrán que esperar hasta la segunda convocatoria en septiembre.

El objetivo es paliar los efectos del coronavirus en los ayuntamientos, en la línea de otras medidas que se ha adoptado la Diputación. "Tenemos que ayudar a los ayuntamientos con todos los recursos que estén de nuestra mano y, en este caso, además de adelantar el principal reparto FEAR, los dotamos de la cantidad mayor que hayan registrado nunca estos anticipos", ha remarcado el presidente, Fernando Rodríguez Villalobos.

Para inversiones, refinanciar créditos o pagar nóminas

El programa tendrá tres líneas de financiación: para inversiones, con un plazo máximo de reintegro del fondo de 110 mensualidades; para sustituir operaciones de préstamos con entidades bancarias por los que sí se pagan intereses, con un plazo máximo de reintegro a la Diputación equivalente a la vida media de las operaciones a refinanciar o al periodo pendiente de amortización, aunque no se pueden superar  las 110 mensualidades; y la tercera línea se destina a atender necesidades transitorias de tesorería (falta de dinero para pagar nóminas u adelantar otros pagos) con un plazo máximo de reintegro de 11 mensualidades. 

Durante un tiempo hubo otra línea, para ayudar a pagar deudas con Hacienda y la Seguridad Social, que se suprimió siguiente directrices del Ministerio de Hacienda.

Para Villalobos, el carácter abierto de la convocatoria "facilitará la pronta respuesta a la necesidad de las entidades locales en un momento delicado, sin tener que esperar a finales de año como en ejercicios anteriores". Las resoluciones de concesión se aprobarán preferentemente con carácter mensual, siempre que haya solicitudes que resolver.

Las tres líneas no son excluyentes y serán las entidades solicitantes las que fijen un orden de prioridad en sus solicitudes, fijándose una cuantía máxima para cada ayuntamiento.

Podrán solicitar estos FEAR las entidades locales que tengan convenio con Opaef y cumplan otros requisitos, en función de la línea que soliciten y que aparecen descritos en las bases de la convocatoria.

Según el presidente Villalobos, "el FEAR ha sido, desde sus orígenes, una herramienta esencial para que la Diputación haya podido llevar a cabo durante estos últimos años la necesaria asistencia y cooperación financiera con los municipios de la provincia. Y ahora, en momentos extremadamente complejos como los que nos trae la era postcovid, es necesario que redoblemos los esfuerzos para que los Ayuntamientos sigan garantizando, con fondos como los FEAR, los servicios públicos que prestan a sus vecinos y vecinas".

La Diputación subraya que las bases dejan la puerta abierta a la incorporación de nuevas líneas de ayudas, si el Gobierno de la Nación lo permite. También pueden beneficiarse de de los FEAR mancomunidades y consorcios de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios