Financiación local

El 'banco bueno' de la Diputación amplía su fondo para préstamos hasta los 97 millones

  • El Pleno aprueba por unanimidad las bases de la nueva convocatoria de los FEAR, con un mes de plazo para solicitar las ayudas

  • A la anterior convocatoria, en abril, sólo acudieron doce ayuntamientos porque por ley se exige tener el presupuesto de 2019 aprobado y la liquidación del anterior 

  • Se mantienen cinco líneas de créditos a coste cero, para pagar inversiones, nóminas, refinanciar deuda o afrontar pagos a Hacienda y la Seguridad Social, entre otros

Un momento del Pleno, celebrado en otra sala por obras en la habitual, durante la intervención de la diputada de Hacienda, en la imagen de la cámara de televisión. Un momento del Pleno, celebrado en otra sala por obras en la habitual, durante la intervención de la diputada de Hacienda, en la imagen de la cámara de televisión.

Un momento del Pleno, celebrado en otra sala por obras en la habitual, durante la intervención de la diputada de Hacienda, en la imagen de la cámara de televisión. / M. G.

En el año 2007, cuando la Diputación de Sevilla habilitó por primera vez el Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables (FEAR), con fondos que tiene en sus depósitos pero no puede gastar por los límites legales, se destacó que era lo más parecido a un "banco bueno" para los ayuntamientos, ya que ofrece la posibilidad de acogerse a préstamos a coste cero. Es decir, dinero que tienen que devolver pero por el que no pagan intereses. 

Todos los grupos políticos han coincidido en que ha sido una herramienta esencial, sobre todo para aquellos que han pasado una situación financiera más compleja.  La Corporación ha aprobado este lunes en un Pleno convocado con carácter extraordinario, las bases para la nueva convocatoria de estos FEAR, con la cifra más alta de las consignadas hasta ahora: 97 millones de euros. El acuerdo ha salido adelante con el voto a favor de todos los grupos. 

Desde 2007, el programa ha supuesto para los municipios un ahorro de 29,5 millones en intereses financieros

Se trata de la segunda convocatoria del año. La anterior fue en abril, aunque el número de municipios que se acogió fue limitado (sólo 12), porque, por ley, es necesario que tengan aprobado el presupuesto del año en curso y la liquidación del anterior y son pocos los que son capaces de completar esos requisitos en esa época. 

Como novedad, el plazo que tienen los ayuntamientos para presentar solicitudes, que se abrirá de forma inminente, se amplía de los diez o quince días, que han sido lo habitual, a un mes, para intentar que la mayoría pueda llegar a tiempo de cumplir con los requisitos . 

Durante el Pleno, la diputada de Hacienda, María Regla Martínez, ha recordado que se recogen todas las líneas de préstamos que permite la normativa estatal en materia de endeudamiento de entidades locales. 

Una son los préstamos de mandato (pueden devolverse en un máximo de 38 mensualidades), para sanear el remanente de tesorería negativo para gastos generales y cumplir con la ejecución de sentencias firmes de los tribunales de Justicia. 

Hay cinco líneas, que incluyen las inversiones, la refinanciación de créditos, pago de deuda con la Seguridad Social y sentencias judiciales

La segunda línea es para financiar inversiones, con un plazo máximo de reintegro de 110 meses, y a las que acuden cada vez más los ayuntamientos que ya no tienen problemas financieros y empiezan a plantear nuevos proyectos. 

La línea número 3 permite a los ayuntamientos refinanciar créditos a largo plazo con los bancos. Es decir, saldan el préstamo con estos fondos de la Diputación, a la que luego se le devuelve también el dinero, pero sin intereses. Se puede devolver en 110 mensualidades. La línea número 4 es la destinada a cancelar deudas, ya fraccionadas tras el preceptivo acuerdo, con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria, también con un plazo de devolución de 110 meses. 

La quinta es la prevista para "atender necesidades transitorias de tesorería". En este caso, los fondos se pueden devolver en once meses. Es a la que se han acogido los ayuntamientos que puntualmente, y sobre todo al final de año, carecen de liquidez para pagar las nóminas. Aunque también puede ser para otras cosas. 

El PP advierte de una nueva indicación del Ministerio de Hacienda que podría dejar fuera a los ayuntamientos con más problemas

A estos fondos pueden acogerse municipios con población inferior a 150.000 habitantes (todos menos el de la capital) y mancomunidades y consorcios, con convenio vigente con el Opaef, que se encarga del cobro de impuestos municipales y cuyos recursos son, por tanto, los que garantizan la devolución. 

La diputada de Hacienda ha recordado que desde que el FEAR se puso en marcha en 2007 se han concedido préstamos por 308,7 millones de euros, con un ahorro estimado en intereses  de 29,5. Sólo en el mandato pasado, fueron 201 millones de préstamos y 10 de ahorro en intereses. 

Con respecto a la anterior edición, dotada con 77 millones (aunque no se agotó el fondo), el incremento es del 25%. Ello es posible porque la propia Diputación ha dejado a cero su deuda, acumula fondos en los bancos que no puede usar en operaciones no financieras, mientras que los ayuntamientos van devolviendo el dinero de otras convocatorias. 

Durante el Pleno, la portavoz de Adelante, María Izquierdo, ha alabado la ampliación del plazo para solicitar los fondos, pero ha trasladado la "preocupación de los alcaldes" porque ello suponga un retraso en la llegada del dinero, sobre todo de los que los piden por problemas de tesorería que pueden implicar retrasos en el pago de la nómina.

La diputada de Hacienda, ha asegurado que los expedientes se aprobarán antes de fin de año y que se acelerarán los plazos al máximo posible. 

El portavoz del PP, Luis Paniagua, ha destacado que su partido está "muy a favor de estos fondos, que tan importantes están siendo a muchos ayuntamientos para paliar la asfixia financiera que tenían". Pero también ha señalado que "hay que darles una vuelta de tuerca", como evidencia el hecho de que sólo 12 ayuntamientos acudieran a la convocatoria de abril, de la que sólo se asignaron el 9% de los fondos disponibles. 

También ha aludido a una indicación más reciente del Ministerio de Hacienda, que dirige en funciones María Jesús Montero, según la cual los ayuntamientos que ya se han acogido a los planes de ordenación del Estado (que también ayuda con fondos a municipios con problemas financieros) no podrían acogerse a estos FEAR. 

Los afectados, según ha recordado Paniagua, serían precisamente los que más necesitan esos FEAR. 

María Regla Martínez ha señalado que seguirán "reclamando al Estado cambios en la normativa, desde la lealtad" sobre éste y otros aspectos que limitan a la administración local. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios