Provincia

La Diputación tramita su presupuesto manteniendo el gasto, pese a la flexibilidad anunciada por Hacienda

  • El anteproyecto asciende a 471,46 millones, con un aumento de sólo el 0,48%

  • Los cambios para poder usar los remanentes se incorporarán cuando sean "oficiales"

  • El equipo de Villalobos asegura que la prioridad es que estén en vigor el 1 de enero y sirvan a los ayuntamientos

Villalobos con la diputada de Hacienda a su izquierda y los portavces de Adelante, PP, Cs, Vox y PSOE, tras la entrega del borrador de las cuentas para 2021. Villalobos con la diputada de Hacienda a su izquierda y los portavces de Adelante, PP, Cs, Vox y PSOE, tras la entrega del borrador de las cuentas para 2021.

Villalobos con la diputada de Hacienda a su izquierda y los portavces de Adelante, PP, Cs, Vox y PSOE, tras la entrega del borrador de las cuentas para 2021. / M. G.

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, entregó el pasado martes a los portavoces de los distintos grupos políticos el anteproyecto del Presupuesto General para 2021, unas cuentas  que ascienden a 471,46 millones de euros y en las que, según ha resaltado el gobierno socialista en un comunicado, se "mantiene el equilibrio presupuestario entre ingresos y gastos", con un incremento en su consolidado del 0,48%.

Porque, de momento, se ha optado por ser prudente, sin tener en cuenta la suspensión de las reglas fiscales restrictivas (el techo de gasto) anunciada por el Ministerio de Hacienda y que impiden a la Diputación, como a otras administraciones locales, aumentar sus gastos por encima de un porcentaje que se marca en los Presupuestos Generales del Estado, aún cuando tiene remanente y dinero disponible en depósitos bancarios, que suponen un coste de alrededor de un millón de euros al año.

En un comunicado, Villalobos ha avanzado que "estas novedades" se irán incorporando bien en el trámite de las cuentas o bien con modificaciones presupuestarias, "cuando tengan carácter oficial". "Iremos en paralelo, así lo hemos consensuado", porque la prioridad es cerrar el presupuesto lo antes posible, que esté en vigor para el 1 de enero de 2021, que los ayuntamientos conozcan esas cuentas y las tengan en sus previsiones para elaborar las suyas propias.

En este contexto, quedan pendientes de destino unos remanentes que, restados conceptos como la financiación afectada para inversiones comprometidas, podrían rondar los 260 millones de euros, según los datos que la corporación manejó cuando se hablaba de que se prestaran al Estado, para que éste los fuera devolviendo progresivamente y poder gastarlos de esa manera, eludiendo las limitaciones que supuso la Ley Montoro.

Los mismos ingresos del Estado, la Junta y la UE

En cuanto a los ingresos provenientes de Estado, la comunidad autónoma y de fondos europeos, se mantienen igual que años anteriores y alcanzan los 358,58 millones de ingresos no financieros que se podrían destinar a gasto no financiero. Es decir, aquí no están incluidos los fondos que la Diputación presta a los ayuntamientos a coste cero, aunque éstos deban devolverlo después.

Villalobos también ha recordado que la Diputación de Sevilla es una administración "muy saneada, sin deuda con entidades bancarias". Es lo que permite que, desde hace ya once años, financie las  inversiones con recurso propios y transferencias finalistas, sin pedir préstamos a las bancos. "Año tras año nuestro resultado es de superávit y con un nivel de endeudamiento de solo el 16,37% (por avales a entes que están en el perímetro de consolidación), un nivel que está muy por debajo del 75% que permite la ley".

Trasferencias e inversiones para la administración local

En cuanto al gasto, la Diputación insiste que en estas cuentas  "renueva su compromiso con el gasto social y con las entidades locales". Éstas contarán con 219 millones de euros, un 1,22% más que el año anterior. De esa cantidad, 118,18 millones son los recursos no financieros (transferencias corrientes, de capital e inversiones) y que representan una subida del 6,10%, a lo que habría que añadir 100,84 millones de los diferentes programas de apoyo financiero.

En este sentido, destacan las políticas de promoción turística y empresarial, con 11,9 millones "en carga" a través de Prodetur y la transformación digital, a través de los 6,7 millones de euros destinados en recursos a Inpro (la sociedad Informática Provincial).

En la parte más "sensible" del Presupuesto, el apartado de gastos de carácter social (en los que la Diputación incluye también servicios públicos básicos, educació,  cultura, deporte y no sólo Servicios Sociales) las cuentas incluyen un aumento del 2,65% que asciende a 195,82 millones. Sube 4 veces más de lo que se incrementa el presupuesto.

En este bloque social destaca la subida del 2,26% en los servicios públicos básicos con 33,94 millones; los programas de promoción y protección social con 127,6 millones, un 2,05% más; y los propios servicios sociales son los que representan una mayor subida, el 8,74%, con 86,34 millones.

La aplicación de la Ley de Autonomía Personal (ayuda a domicilio y dependencia) tiene una inyección de 42,5 millones, una de las mayores subidas del presupuesto.

Junto a estas políticas, aparecen en este apartado social y según los datos que ha facilitado la Diputación en su comunicado, 15,85 millones en Educación; 4,36 millones para Deporte; nueve millones para Cultura, con un incremento del 15,30% debido a la celebración del Festival Internacional de Itálica, con un presupuesto de 700.000 euros; y Sanidad con 4,9 millones, en la que se incluyen 1,2 millones para la compra de EPIS y protección de los trabajadores ante la pandemia. En total, este conjunto ascendería a 34,23M€, con una subida del 5,37%.

El presidente ha remarcado que dentro de las políticas de fomento del empleo, figura una de los mayores programas de inversión y empleo como es el PFOEA (Plan de Fomento del Empleo Agrario, el antiguo PER) que se dota para 2021 con 39,7 millones y en el que se mantiene la inversión.

Menos gastos internos

Los gastos de carácter general bajan un 1,46%, un total de 3,5 millones de euros, como consecuencia de "una revisión a fondo de toda la estructura para minorar en lo posible determinados gastos para continuar en la línea de la contención, atendiendo por supuesto las nuevas necesidades para la protección y seguridad laboral y los suministros y servicios plurianuales ya concertados", según Villalobos.

El mantenimiento y conservación de carreteras se mantienen con el mismo presupuesto. Los trabajos de desbroce de cunetas, conservación de arcenes y demás labores para el adecentamiento continuo de la red viaria provincial cuentan en el presupuesto para 2021 con 3,5 millones

También se incluyen más de 6 millones para la confinanciación de dos programas EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de la UE) liderados desde la Diputación de Sevilla, junto a los Ayuntamientos de Camas y Bormujos, con otros municipios adheridos.

Asimismo, la Diputación ha mantenido en las cuentas de 2021 la misma consignación para el fondo de contingencia -capítulo V, una reserva para actuaciones de emergencia o cofinanciar programas que puedan surgir a lo largo del ejercicio-, con un importe de 5,3 milllones, que supone un 1,7% del presupuesto no financiero.

Es "un presupuesto que no se va a quedar atrás ni se va a arredrar ante lo que pueda venir. Unas cuentas en las que apostamos firmemente por los ayuntamientos, que son los que más saben de esto; impregnado de las políticas de cohesión social y territorial que aplica esta Institución", reitera Villalobos.

El presidente ha anunciado además que "se mantendrán programas con el fin de funcionar como coeficientes correctores, como es el caso de los anticipos del Opaef o programas de compromiso social -Programa de Exclusión Social-, el FEAR y a aquellas políticas de generación de empleo, como las de contratación de monitores culturales, deportivos y juveniles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios