Diputación Provincial

La Diputación tendrá ocho áreas marcadas por un gobierno abierto

  • Villalobos iniciará el jueves su cuarto mandato con un equipo de tres vicepresidencias

Una de las últimas sesiones plenarias de la Diputación. Una de las últimas sesiones plenarias de la Diputación.

Una de las últimas sesiones plenarias de la Diputación. / Belén Vargas

La creación de sendas oficinas estratégicas contra la despoblación y para la transformación digital serán dos de las novedades de la nueva Diputación Provincial que el jueves celebrará su pleno de organización bajo la presidencia de Fernando Rodríguez Villalobos en su cuarto mandato al frente de la corporación. Villalobos contará en su equipo de gobierno con tres vicepresidencias que se ocuparán de la coordinación, seguimiento y consecución de los objetivos establecidos en los cuatro ejes estratégicos marcados por el presidenten, que serán desarrollo social, desarrollo económico, desarrollo sostenible y administración general.

Las tres vicepresidencias serán ocupadas por Isabel Herrera, alcaldesa de Gelves; Francisco José Toajas, alcalde de Las Cabezas de San Juan; y Ana Isabel Jiménez, alcaldesa de Alcalá de Guadaíra. La portavocía del equipo de gobierno recaerá en Antonio Conde, que repitió como alcalde de Mairena del Aljarafe tras las municipales del 26 de mayo.

Con los cuatro ejes estratégicos de acción, con los que Villalobos abordará el plan que ha bautizado como 'Objetivo, Provincia Viva', pretende centrar sus esfuerzos en el empleo, la formación y la retención del talento en los municipios sevillanos, dando prioridad absoluta a la lucha contra la despoblación y abarcando los objetivos de gobierno abierto, transparencia e innovación. En estos ejes se van a incardinar las ocho áreas funcionales de gobierno, extrapolando las carteras de los ministerios.

Rocío Sutil, concejal del Ayuntamiento de Mairena del Alcor, y Alejandro Moyano, edil de Castilleja de Guzmán, llevarán respectivamente las áreas de Cohesión Social e Igualdad y Cultura y Ciudadanía. Regla Martínez, concejal del Ayuntamiento de Lebrija, asumirá las áreas de Hacienda y de Concertación.Asunción Llamas, concejal de Estepa, y Trinidad Argota, del Ayuntamiento de La Rinconada, repiten al frente de las áreas respectivas de Cohesión Territorial y Servicios Públicos Supramunicipales, pertenecientes ambos al tercer eje, desarrollo sostenible.

Los ejes de cierran con el de administración general, que llevará las políticas para el funcionamiento de los medios institucionales y personales y que incluye las áreas de Empleado Público y Régimen Interior. Estarán a cargo de Juan Manuel Heredia, munícipe del Ayuntamiento de Los Corrales.

Rodríguez Villalobos remarcó que para estos cuatro años próximos se va a mantener "una fórmula que ha permitido poner en carga 300 millones a través del Plan Supera, aportar en torno a 1.200 millones de liquidez en anticipos para ayuntamientos". Permitirá también mantener y ampliar las coberturas sociales y la cultura en la provincia, estar muy cerca del empresariado sevillano, potenciar el turismo e incorporar la Sociedad de la Información a la provincia. Otro de los objetivos estratégicos de esta corporación, "hasta el punto", destaca el presidente de la Diputación de Sevilla, "de que somos la segunda diputación española en madurez digital".

Con esta estructura de organización, las diferentes áreas estarán centradas en gestionar volcando el máximo de recursos posibles a los (104) ayuntamientos de la provincia, aunque con la articulación de las dos oficinas estratégicas anunciadas por el presidente, dependientes del área de Concertación que reportará directamente a Presidencia.

Fernando Rodríguez Villalobos rechaza la creación de un grupo mixto. "Se podría crear, porque la ley asiste", ha señalado el presidente de la Diputación, "pero no se hizo en 2015 y tampoco ahora, en la creencia firme de que de esta forma se incrementa cualitativamente la autonomía y la pluralidad en el plenario de esta institución y, por lo tanto, la calidad de la presencia de la ciudadanía en esta cámara".

"En aras de la pluralidad y por respeto máximo a la decisión de los ciudadanos salida de las urnas, cada partido con representatividad en la Diputación va a tener su grupo propio y, aunque hay formaciones con un único diputado, no habrá grupo mixto".

Después de las elecciones municipales del 26 de mayo, la Diputación Provincial mantiene la representación de cinco grupos políticos. El PSOE ha pasado de 17 a 18 diputados, variando la correlación de fuerzas. El PP, que tenía siete representantes, pasa a cinco, los mismos con los que cuenta Adelante Sevilla. Ciudadanos duplica su presencia pasando de uno a dos diputados y se estrena el grupo Vox, que formará grupo político con su único d

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios