Toros En directo, Manuel Escribano, Borja Jiménez y Roca Rey en la Maestranza

DIRECTO Horario y dónde ver el 'Alumbrao'

Provincia

Coronavirus: un aula clausurada en el colegio de El Rubio, que puso mamparas y usa luz ultravioleta para desinfectar

  • El alcalde destaca que esas medidas han podido evitar que el virus se propagara

  • El cierre se produjo por los positivos confirmados en dos hermanas

  • Los test realizados a sus compañeros y al profesor han dado negativos

Una clase del CEIP Carmen Borrego, de El Rubio, con las mamparas instaladas.

Una clase del CEIP Carmen Borrego, de El Rubio, con las mamparas instaladas. / D. S.

Los esfuerzos del Ayuntamiento de El Rubio por reducir al máximo la posibilidad de contagios en su Colegio de Educación Infantil y de Primaria (CEIP), el Carmen Borrego, con la instalación de mamparas y la incorporación de lámparas de rayos ultravioleta de onda corta para desinfectar, no han librado del todo al centro de las incidencias a causa del coronavirus, aunque todo apunta a causas externas.

Una clase de quinto curso de Primaria tuvo que ser clausarada después de que se tuviera constancia,  el pasado viernes 16 de octubre, de dos positivos en dos hermanas. No obstante, los 21 test de antígenos que se les realizaron a sus compañeros de aula y al tutor, el pasado martes, han dado todos negativos. El grupo está cumpliendo cuarentena por protocolo. Los diez días del último contacto con las alumnas se cumplen mañana, con lo que las clases podrían reanudarse el lunes.

El alcalde, Rafael de la Fe, apunta que estas dos menores pudieron contagiarse fuera y está convencido de que el esfuerzo que hizo el Ayuntamiento para poner en marcha medidas adicionales a los protocolos de la Junta han contribuido a que el virus no se haya propagado en el aula. Así asegura que se lo ha traslado también el profesorado.

En concreto, este Ayuntamiento destinó parte del dinero que no se ha gastado en fiestas a la adquisición de 268 mamparas, que se colocaron en las mesas que usan todos y cada uno de los alumnos del centro. También, en sendas lámparas de luz utravioleta, que se usan para desinfectar las clases ya cuando los alumnos están fuera. Una de ellas se deja en la habitación, durante unos 30 minutos, y elimina virus y bacterias, sin necesidad de usar productos químicos. Hay otra manual, para los enseres, similares a las que se usan en laboratorios y quirófanos.

El Consistorio instaló además split o máquinas que depuran el aire en las clases, aunque en las mismas se siguen los protocolos del uso obligatorio de mascarillas.

Esta segunda ola de coronavirus está teniendo una alta incidencia en la Sierra Sur de Sevilla, sobre todo a raíz del brote de Casariche, que se vincula a varias bodas que se celebraron de forma consecutiva. El Rubio es uno de los pueblos con menor tasa de incidencia, aún así importante con algo más de 400 casos por 100.000 habitantes, que suponen unos 15 activos en la actualidad.

Desde finales de septiembre, el Consistorio decretó el cierre de parques infantiles y la suspensión del mercadillo semanal hasta nuevo aviso, entre otras medidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios