Patrimonio histórico

Licitada la instalación de un sistema anti intrusión y de videovigilancia en los 'tholos' de Valencina

Una mujer entra en el dolmen de La Pastora

Una mujer entra en el dolmen de La Pastora / DDS

La Delegación Territorial de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de Sevilla ha licitado una contratación, al objeto de incorporar "un sistema anti intrusión" en los tholos de La Pastora y de Matarrubilla, ubicados en Valencina de la Concepción y legado del asentamiento humano que con mayor o menor periodicidad habitaba la zona durante la Edad del Cobre; y un sistema de videovigilancia exclusivamente en el primero de tales monumentos megalíticos, según la licitación consultada por Europa Press.

El contrato en cuestión se titula "suministro e instalación de equipamiento de seguridad para la protección activa del enclave arqueológico de los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla", pertenecientes al término municipal de Valencina y gestionados por la Consejería de Cultura, y cuenta con un presupuesto máximo de 18.138 euros impuestos incluidos.

La documentación técnica de la contratación explica que el enclave cuenta con un "vallado perimetral básico" pero "carece de medios técnicos de protección activa de seguridad electrónica", careciendo además de iluminación exterior, toda vez que "no hay presencia permanente de personal de vigilancia".

Pendientes de reapertura

"La única presencia es de guías acreditados o personal asignado a tareas específicas. Éstos actúan en tramos horarios no estables ni continuos y que coinciden habitualmente con las visitas de público programadas", especifica la documentación, en un contexto en el que estos tholos prehistóricos están cerrados desde que comenzase el primer estado de alarma por la pandemia de coronavirus Covid-19 a cuenta de los protocolos preventivos y había perdido a los vigilantes con los que contaba, dada la jubilación completa de uno de ellos y la liberación sindical de otro.

No obstante, la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, ha anunciado recientemente que ya ha sido cubierta la plaza correspondiente al vigilante jubilado y que el enclave será reabierto "en los próximos días o semanas", una vez los técnicos de prevención han evaluado la situación dada la notable caída de la incidencia del coronavirus Covid-19, pesando la imposibilidad de renovar el aire de los corredores de estos tholos.

Previsto desde 2020

Esta contratación, en cualquier caso, es una de las inversiones anunciadas en otoño de 2020 por la consejera y rememoradas hace pocos días por la misma, a cuenta de las críticas del PSOE por la situación de este enclave, pues los 'tholos' de La Pastora y de Matarrubilla, junto al dolmen de Montelirio, ubicado en Castilleja de Guzmán, constituyen el máximo exponente del legado de la población humana asentada durante la Edad del Cobre en ese sector de la actual comarca del Aljarafe.

En ese sentido, un estudio publicado en la revista científica Journal of World Prehistory y recogido por Europa Press exponía que con una extensión calculada de unas 450 hectáreas, el asentamiento calcolítico de Valencina y Castilleja de Guzmán sería "de lejos el mayor asentamiento de la Edad del Cobre" en toda la Península Ibérica y "posiblemente uno de los mayores de Europa occidental en la Prehistoria tardía". SIN

Plan de Seguridad

La documentación técnica de la actual contratación, en cualquier caso, avisa de que los tholos prehistóricos de La Pastora y de Matarrubilla "carecen de plan de seguridad y plan de auto protección", detallando que la idea es instalar en los mismos "un sistema anti intrusión que permita la adecuada protección de ambos espacios", incorporando además sólo en el monumento de La Pastora "un sistema de video vigilancia que permita una supervisión remota de sus espacios tanto perimetrales como interiores".

Ello, después de que en noviembre de 2019, poco antes de la irrupción de la pandemia, la asociación cultural Los Dólmenes, constituida en torno al rico legado patrimonial del sector norte de la cornisa del Aljarafe, alertase del tránsito de "caballos, motos" y turismos en las inmediaciones del 'tholos' de La Pastora, entre otras incidencias y deficiencias relacionadas con el enclave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios