Provincia

Margallo se reúne con la delegada del Polisario para hablar de Maloma Morales

  • La pareja de la joven, Ismael Arregui, asegura que no ha podido hablar con ella y sospecha que "la han devuelto a su familia biológica".

Comentarios 1

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, se ha reunido este sábado con la delegada del Frente Polisario en España, Jira Bulahi Bad, para hablar del caso Maloma Morales, la joven española de origen saharaui retenida en el Sahara por su familia biológica desde diciembre. Fuentes de Asuntos Exteriores han confirmado que Margallo ha mantenido por la mañana una reunión con la delegada del Frente Polisario en España y que también permanece en contacto con la familia adoptiva de la joven y con la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. 

Al parecer, Maloma Morales, que llevaba secuestrada por su familia biológica en el Sahara desde el 12 de diciembre, fue liberada en la noche del pasado jueves tras una intervención policial, según aseguraron este viernes fuentes de su familia española, vecina de la localidad sevillana de Mairena del Aljarafe. También lo confirmó el ministro en declaraciones a los medios, junto a la familia, al explicar que la joven había llegado a Rabuni, la capital administrativa del Sahara Occidental, en los campamentos de Tinduf. 

Según Margallo, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha realizado y sigue realizando gestiones "al más alto nivel" para trasladar al Frente Polisario el "máximo interés" de España por "una solución rápida y favorable de la situación de la joven española". No obstante, la familia ha dicho este sábado que no tiene indicios de si sigue en libertad y de si volverá a España. 

La pareja de la joven, Ismael Arregui, ha asegurado que no ha podido hablar con ella a pesar de que fue liberada la noche del pasado jueves y sospecha, ante esta situación, que "la han devuelto a su familia biológica". Arregui ha incidido en que "no existen indicios de que regrese de manera inmediata a casa" y en que familia está muy preocupada "por no saber absolutamente nada respecto a cómo está Maloma", con quien no han podido ni hablar por teléfono. 

Maloma Morales, de 22 años, lleva en contacto con su familia adoptiva de Mairena del Aljarafe desde los 7 años, y a partir de los 12 iniciaron un proceso con la familia biológica para que la niña viviese con ellos, hasta que al cumplir los 18 ella decidió quedarse en esa localidad sevillana y empezaron el proceso de adopción. Tras muchos años sin viajar al Sahara ni ver a su familia biológica, el 5 de diciembre viajó a los campamentos y el 12, cuando iba a volver, perdieron contacto con ella. Desde ese día se habían podido comunicar por teléfono, pero no tenían noticia de su paradero desde el pasado 25 de diciembre. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios