santiponce

Restauración sin azulejos en el claustro expoliado de San Isidoro

  • La intervención se ha aplazado hasta ahora por si la investigación lograba recuperar las piezas

Una vista del Claustro de los Muertos y de la zona en la que se produjo en robo, en agosto de 2016. Una vista del Claustro de los Muertos y de la zona en la que se produjo en robo, en agosto de 2016.

Una vista del Claustro de los Muertos y de la zona en la que se produjo en robo, en agosto de 2016. / juan carlos vázquez

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, adscrita a la Consejería de Cultura, ha aprobado el informe sobre las directrices que regirán la "recuperación formal" de los paños de azulejo del siglo XVI que fueron robados en agosto de 2016 del Claustro de los Muertos del monasterio de San Isidoro del Campo, en Santiponce, una vez que la investigación no ha dado resultado y los azulejos, atribuidos a Niculoso Paisano, no han aparecido. El documento ha sido elaborado por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) y establece que se recuperará la geometría básica perdida con trazos incisos en el mortero tradicional de cal y arena, que delimitarán cada área decorativa. El objetivo es garantizar la estabilidad y conservación en el tiempo de la zona dañada, sin una "falsa reconstrucción".

Según precisó el delegado territorial de Cultura en Sevilla, José Manuel Girela, con la actuación se pretende la "homogeneización" con el resto del claustro de la zona expoliada, pero sin la reposición de la azulejería, que no se ha encontrado, al igual que no se han producido detenciones por el robo. La obra comenzará después de la Semana Santa, según está previsto.

La intervención costará unos 3.000 euros y arrancará después de Semana Santa

Girela explicó que la actuación se ha aplazado para dar "margen de tiempo" a la investigación sobre el expolio y por si con ésta se recuperaban los azulejos. En este punto, defendió que la actuación diseñada por el IAPH y ya aprobada por la Comisión de Patrimonio supondrá la "rehabilitación" y adecuación de la zona.

Ha insistido en que la actuación diseñada por el IAPH no contempla la reposición de los azulejos desaparecidos porque "no está permitido" y está orientada a la "homogeinización" del sector afectado con el resto del Claustro de los Muertos, que "no está alicatado en su totalidad". Los trabajos cuentan con una inversión de aproximadamente 3.000 euros y siguen las recomendaciones aprobadas en la Conferencia Internacional sobre Conservación Cracovia 2000, el Congreso sobre la autenticidad de Nara (Japón) de 1994 y el Documento de Pavía (Italia) de 1997.

Según un estudio realizado por la Asociación de Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano sobre este expolio, los ladrones sustrajeron más 390 piezas de azulejo, cenefas y rodapiés, con un peso unos de 240 kilos con el mortero adosado, algo planificado cuidadosamente y ejecutado "por profesionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios