Provincia

Vecinos del niño atropellado exigen más badenes y control de velocidad

  • El alcalde asegura que los resaltes ya existen en la zona en la que murió el menor · Tres personas han perdido la vida en atropellos en Sevilla en menos de un mes

Los vecinos de la zona de Los Palacios y Villafranca en la que el viernes murió atropellado un niño de tan sólo 11 años cuando paseaba con su bicicleta por la avenida del Horcajo han denunciado que llevan mucho tiempo reclamando más badenes y más controles de la velocidad de los coches que circulan por este área residencial, en las afueras del municipio.

En este sentido, un vecino ha hecho público un escrito, al que tuvo acceso Europa Press, que presentó en enero del año pasado y en el que solicitaba al Ayuntamiento la colocación de badenes para reducir la velocidad, por lo que considera que el siniestro pudo haberse evitado en cierta medida. Otro residente aseguró además que el problema se agrava los fines de semana, cuando, a pesar de que la densidad de tráfico no es elevada, la calle "parece un circuito" y el límite de velocidad de 40 kilómetros por hora que está fijado se incumple por sistema.

Sin embargo, el alcalde de este municipio del Bajo Guadalquivir, el socialista Antonio Maestre, aseguró ayer que los citados badenes ya existen en la avenida del Horcajo y que uno de ellos está además a dos metros del cruce con la calle Francia, donde tuvo lugar el suceso del viernes, que se produjo sobre las cinco y media de la tarde.

Al parecer, el menor cruzó una esquina con su bicicleta y la conductora del vehículo no pudo hacer casi nada por evitarlo, según explicaron algunos testigos. Fuentes municipales apuntaron que la mujer sufrió una crisis de ansiedad nada más producirse el suceso.

El menor fue atendido in situ por efectivos del 061 y trasladado en helicóptero al Hospital Materno Infantil del Virgen del Rocío de la capital, sin que los médicos pudieran hacer nada por salvarle. El funeral se celebró ayer a las seis de la tarde en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de la localidad. A pesar del intenso calor, cientos de vecinos, conmocionados todavía por el suceso, arroparon a la familia del niño. El Consistorio optó por no declarar día de luto oficial, ya que, pese a tratarse de "un hecho desgraciado" no han querido llevar "más allá el dolor" de los padres, apuntó un portavoz municipal.

Ésta es la tercera muerte por atropello que se produce en Sevilla en menos de un mes. El 22 de mayo, un joven de 32 años perdió la vida en el Paseo de Colón de la capital cuando intentó cruzar la calzada para coger un taxi. La conductora fue detenida porque superaba tres veces la tasa máxima de alcoholemia permitida. Una semana después, el día 28, una mujer de 57 años murió arrollada en la avenida de Hytasa, también de la capital andaluza, por un camión. En el paso de peatones que debía cruzar para ir a su trabajo no funcionaban los semáforos desde hacía días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios