Provincia

Villalobos avisa de que los ajustes elevan un 50% la deuda municipal

  • El presidente de la Diputación denuncia que el Gobierno "también haya suprimido los planes de obras y servicio"

El presidente de la Diputación de Sevilla, el socialista Fernando Rodríguez Villalobos, ha expuesto que con los planes de ajuste propuestos por el Gobierno central a los ayuntamientos a cambio de capacidad de endeudamiento para pagar a sus proveedores, la deuda de bancaria de los consistorios sevillanos ha experimentado un crecimiento del 50%. La deuda global de los consistorios de la provincia, según datos del Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef), ha pasado de 407 millones de euros en 2011 a unos 612 millones de euros en el año en curso.

Junto a esa "nueva losa" para todos los pueblos de Sevilla, ha remarcado el presidente, y en especial "para los que cuentan con menos recursos que son los pequeños y medianos", se suma otra contrariedad como lo es el hecho de que "ya estamos en el mes de junio y aún no conocemos, ni los ayuntamientos ni las diputaciones, las cantidades que ingresaremos por la Participación en los Impuestos del Estado (PIE) en esta anualidad, lo que se traduce en una incertidumbre total para ejecutar nuestros presupuestos y programas".

En contraposición, Rodríguez Villalobos se ha congratulado "de que, por una vez, el Ministerio de Hacienda se haya hecho eco de las peticiones del PSOE, al anunciar que darán un nuevo plazo de 15 días a aquellos ayuntamientos a los que se les rechazó el plan de ajuste y a aquellos otros que no lo presentaron". Como dato significativo de la crítica situación a la que se está llevando a los ayuntamientos y diputaciones, el mandatario de la entidad provincial sevillana ha denunciado "el hecho de que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas también haya suprimido, ya oficialmente, los planes de obras y servicio que las diputaciones acometían cada año, cofinanciados por el Estado".

Más concretamente, en el caso de la provincia de Sevilla, la entidad que preside Villalobos dejará de recibir 2,5 millones de los 5,3 que tenía presupuestados para acometer estos planes en 53 localidades. "Esto pone en verdadero riesgo unas inversiones que, además, se concentran en servicios públicos, como reurbanización, saneamiento, alcantarillado o aguas", ha sentenciado Villalobos. Con un contexto así, el presidente de la Diputación considera "insostenible la asfixia a la que se somete a los entes locales, que necesitan de un modelo de financiación estable y de garantías con el que el gobierno tiene que responder inexorablemente a la extrema gravedad de la situación".

"Los entes locales estamos cansados de ser la Cenicienta de la democracia española. Ya no valen más políticas de parcheo, porque lo que tenemos que hacer es sentarnos y hacer un ejercicio de responsabilidad que coloque en su justo lugar a la administración que, a diario, resuelve los problemas de la ciudadanía a pie de obra", ha finalizado Villalobos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios