Ayudas municipales por la crisis por el Covid-19

Alcalá saca otra línea de ayudas a microempresas que tuvieron que cerrar por el estado de alarma

  • Arahal subvencionará hasta el 70% del gasto de los negocios en medidas de protección

  • Marchena amplía sus ayudas a actividades que no han cerrado pero han reducido su facturación

  • El Cuervo estudia cambios tras una primera convocatoria en la que sobrará la mayor parte del fondo

Una tienda de alumentación en Alcalá de Guadaíra. Una tienda de alumentación en Alcalá de Guadaíra.

Una tienda de alumentación en Alcalá de Guadaíra. / José Ángel García

Varios municipios sevillanos siguen gestionando o sacando ayudas y subvenciones específicas para autónomos o microempresas que han tenido que cerrar o han visto reducida su facturación por el estado de alarma y el confinamiento por la crisis sanitaria del coronavirus.

Entre las novedades, está Alcalá de Guadaíra, que ya sacó una línea de subvenciones específica para autónomos con negocio abierto en la localidad. Ahora, ha abierto el plazo para otra ayuda similar, de hasta mil euros, pero enfocada sólo a microempresas, con domicilio social y fiscal y establecimiento afectado por la suspensión de actividad en el municipio. 

A este nuevo programa destinará 225.000 euros.  Los requisitos para estas subvenciones en concurrencia competitiva son contar con al menos seis trabajadores por cuenta ajena y un volumen de negocio en el último ejercicio que no supere los 250.000 euros.

Al igual que los autónomos, el fondo podrá destinarse a gastos estructurales del negocio, que tendrá que reanudar la actividad antes del 31 de octubre. El plazo para solicitarlas por vía telemática, que arrancó el pasado día 14, estará abierto hasta el 27 de julio.

Arahal

Desde el 14 de julio, un día después de que las bases se publicaran en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y durante 15 días, está abierto también el plazo para las ayudas que ha habilitado el Ayuntamiento de Arahal, con un presupuesto total de 45.000 euros

En este caso, las subvenciones serán de 400 euros como máximo por negocio y se han enfocado no a gastos estructurales si no a los que han tenido que afrontar los establecimientos (de autónomos o de micropymes regentadas por autónomos y que han tenido que cerrar por el estado de alarma) por medidas de protección frente al coronavirus, para evitar contagios y reanudar la actividad con todas las garantías.

El requisito es estar ya de alta el 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma. Se exigirá la presentación de las facturas con los gastos en las medidas de protección para garantizar la seguridad de trabajadores y clientes.

Ésto incluye equipos de protección individual e hidrogel, otros desinfectantes, mamparas, termómetros, señalética, sistema de recuento o control de acceso, alfombras antivíricas o máquinas de ozono.

El Ayuntamiento subvencionará el 70% de estos gastos, hasta ese máximo de 400 euros, aunque, como en casi todos los casos, Arahal se reserva la posibilidad de hacer un reparto equitativo entre todos los solicitantes.

Las solicitudes pueden presentarse en sede electrónica o de forma presencial, con cita previa, en el Ayuntamiento.

Marchena

Marchena ha modificado ahora las bases de las ayudas que sacó el pasado mes de mayo, con más de 200 solicitudes tramitadas, para ampliar su cobertura.

Con un presupuesto total de 300.000 euros, se habían previsto sólo para actividades y negocios obligados a cerrar, pero ahora se incluirán también a aquellos que han podido seguir funcionando y su facturación se ha visto reducida por el Covid-19.

Se excluirán farmacias, establecimiento sanitarios y de combustibles, estancos, y establecimientos de equipos tecnológicos o de telecomunicaciones y entidades financieras.

Está previsto que el nuevo plazo para solicitarlas esté abierto entre los días 5 y 21 de agosto. Según las bases que se publicaron el 16 de mayo en el BOP y que ahora se modifican, las ayudas consistirán en este caso en un pago único de 300 euros para autónomos y microempresas de cinco trabajadores como máximo, que ejercían su actividad como mínimo desde el 31 de diciembre de 2019. 

Como condición, se exige el mantenimiento de la actividad durante al menos seis meses y la continuidad del 50% de la plantilla, en el que caso de que exista.

El Cuervo de Sevilla

También va a introducir modificaciones en sus ayudas a autónomos y microempresas el Ayuntamiento de El Cuervo, que reservó para las mismas 150.000 euros, procedentes en parte de los fondos que no se han gastado al mantener cerrada la piscina municipal.

Como en el caso de Arahal, la subvención se centró en los gastos extraordinarios que los negocios han tenido que hacer en medidas de protección por el Covid-19. El 9 de julio se sacó el listado provisional, con unas 50 solicitudes, algunas todavía pendientes de que aporten documentación o subsanen eurrores, que no cubren ni de lejos el presupuesto inicial.

Entre otras cosas, se debe a que se han presentado bastantes facturas en las que el desembolso ha sido pequeño, por debajo de los cien euros, aunque las ayudas podían ser de 1.200 euros como máximo y cubrir hasta el 70% del desembolso.

Según fuentes municipales, quedarían disponibles todavía unos 120.000 euros y, dado que el fondo debe destinarse a apoyar al comercio local y sigue siendo la apuesta municipal, la próxima semana habrá una reunión de los distintos grupos políticos para reorientar de alguna manera las ayudas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios