Provincia

Los cargos de Gipsa se mantendrán tras su fusión con Sevilla Activa

  • El gobierno defiende la necesidad de los dos puestos por la importancia de la operación de Cortijo de Cuarto y el plan de VPO, pese a las críticas del PA, IU y PP

El bagaje de Gipsa (Gestión Inmobiliaria Provincial SA), la sociedad que la Diputación creó en 2004 para gestionar los suelos de Cortijo de Cuarto, la principal bolsa residencial por desarrollar en el PGOU de la capital, llegó ayer a su fin. El Pleno dio el visto bueno a su absorción por Sevilla Activa, una reclamación que la oposición venía haciendo casi desde su constitución, puesto que sus cometidos son similares, y que el presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, asumió y anunció desde que se confirmó que esos suelos no se desarrollarían de la mano de la iniciativa privada, sino de Epsa, la Empresa de Suelo de la Junta.

A pesar de que el definitivo paso contó con el apoyo de todos los grupos, el gobierno socialista no se libró de las críticas al coste que ha tenido Gipsa hasta ahora -aunque su plantilla se ciña a un vicepresidente y un gerente, están los costes impositivos y de constitución de la misma-, y en el futuro, puesto que los dos cargos con sueldos "millonarios" -censuró la oposición-, se mantendrán en el nuevo organigrama de Sevilla Activa, en una situación de "duplicidad" contra la que arremetieron PA, IU y PP.

Por contra, el gobierno aseguró que la ampliación del consejo de administración se hará en virtud de una "disposición transitoria", que se ceñirá a este mandato, cuando habrá un presidente ejecutivo y una vicepresidencia ejecutiva de la sociedad, que seguirá siendo la actual vicepresidenta de Gipsa, Rosario Andújar, alcaldesa socialista de Osuna. En los estatutos está previsto, sin embargo, que haya uno o más gerentes, aunque de momento la sociedad fusinada comenzará a funcionar con dos, el que ya tiene Sevilla Activa, que se centrará en el desarrollo del Pacto Andaluz por la Vivienda en aquellos municipios pequeños que le soliciten esa gestión, y otro ejecutivo. Éste será José Antonio Vieira, el gerente de Gipsa que ha llevado las negociaciones con el Ayuntamiento de la capital sobre cómo quedarán reflejados estos suelos en el PGOU de la ciudad. Él seguirá pendiente, exclusivamente, de la gestión de los suelos de Cortijo de Cuarto.

En la sesión, se aprobó además el plan provincial de servicios sociales, renombrado este año como de Fomento de los Derechos Sociales, y que obtuvo el respaldo del PA e IU, además del PSOE, y el voto en contra del PP, que censuró que no apueste más por la concertación de plazas para mayores y discapacitados y arremetió contra la escasa aportación económica tanto del Gobierno central como de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios