Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

Historia

Difundidos 300 mapas e imágenes de Itálica datados entre los siglos XVI y XX

  • La Junta de Andalucía ha puesto a la disposición de los usuarios un catálogo, que ha sido posible por la cesión del arqueólogo José Manuel Rodríguez Hidalgo

Difundidos 300 mapas e imágenes de Itálica datados entre los siglos XVI y XX

Difundidos 300 mapas e imágenes de Itálica datados entre los siglos XVI y XX

La Junta de Andalucía ha catalogado, digitalizado y puesto a disposición de la ciudadanía un fondo compuesto por unas 295 piezas cartográficas y gráficas, datadas entre los siglos XVI y XX, del conjunto arqueológico de Itálica, en Santiponce (Sevilla).

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) ha sido el encargado de realizar esta labor con el catálogo, según ha informado este sábado la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades en un comunicado.

Incorporada a la Cartoteca de Andalucía, esta colección pertenece al arqueólogo José Manuel Rodríguez Hidalgo, que por su profesión, labor investigadora y afición, ha ido recopilando durante años este conjunto monográfico de imágenes y mapas que, por su variedad y originalidad sería difícilmente accesible.

Su cesión por parte del propietario contribuye a favorecer la documentación, el conocimiento y la valoración de la antigua urbe italicense, ubicada en el municipio sevillano de Santiponce.

De las 295 piezas, 57 son de tipo cartográfico entre mapas (34), cartas náuticas (1) y planos (22), muchos de ellos manuscritos. Los recursos gráficos son mayoritarios, con 238 unidades.

En esta segunda categoría destacan fotografías de vistas (103), grabados de vistas (71), otros grabados (45), dibujos, acuarelas y óleos (14) y fotografías varias (5).

En su catalogación se ha dado prioridad a los materiales cartográficos, para posteriormente incorporar imágenes, en diversas técnicas y soportes, desde estampas a fotografías de interés topográfico y territorial.

En lo que respecta a la antigüedad de la colección, una decena de estampas de vistas y mapas corresponde a los siglos XVI y XVII, a las que se suma otra veintena de unidades del siglo XVIII.

El núcleo más abundante de registros, con más de la mitad de los elementos catalogados (144), corresponde al siglo XIX: mapas, planos, dibujos y acuarelas, así como fotografías, que testimonian el interés que siempre ha concitado Itálica como símbolo de la antigüedad de España, dando cuenta de las repetidas intervenciones arqueológicas y otras actuaciones que se han acometido en el yacimiento o de su conversión en destino de viajeros y turistas.

En cuanto a la procedencia de las imágenes, las estampas pertenecen en su gran mayoría a libros, atlas, álbumes, revistas, carpetas y otras publicaciones, integradas en sus respectivos volúmenes o bien desgajadas de ellos.

En este caso, priman las producciones francesas, junto a las de los Países Bajos, inglesas, germanas, españolas e italianas.

En cambio, las fotografías derivan tanto de cuadernillos compilatorios y copias sueltas, como de ediciones ilustradas.

Es considerable la presencia hispana en este capítulo, junto a una participación también muy significativa de firmas francesas y de algunos autores británicos y alemanes.

Esta iniciativa de catalogación y divulgación de dicho fondo documental forma parte de una línea de trabajo impulsada por la Consejería que dirige Rogelio Velasco y que en 2019 incorporó a la Cartoteca de Andalucía la colección de Antonio Viñas de Roa, radicada en Algeciras.

Itálica aspira a su inclusión en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, una propuesta impulsada por la sociedad civil.

La monumental ciudad hispanorromana fue fundada en el año 206 a. C. por Publio Cornelio Escipión como emplazamiento donde recuperar a las tropas heridas, así como destino de residencia para sus veteranos de guerra.

Cuna de los emperadores Trajano y Adriano, alcanzó su máximo esplendor bajo el imperio de este último en el siglo II d. C., para experimentar una paulatina decadencia hasta difuminarse su entidad en la Edad Media.

En 1912 la antigua ciudad romana, especialmente conocida por su espectacular anfiteatro, fue declarada Monumento Nacional, formalizándose a finales de la década de 1980 su consideración como Conjunto Arqueológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios