Real Betis

El Benito Villamarín, ni rastro de ser un fortín

  • El Betis sólo ha logrado la victoria en 17 encuentros en casa en sus últimas tres ligas de Primera

Béticos se marchan antes de que acabara el partido del domingo. Béticos se marchan antes de que acabara el partido del domingo.

Béticos se marchan antes de que acabara el partido del domingo. / Antonio Pizarro

El Benito Villamarín dejó de ser un fortín para el Betis hace ya varias temporadas, tal como reflejan los números. De hecho, el conjunto verdiblanco sólo ha sido capaz de conseguir la victoria en 17 encuentros en casa en las tres últimas temporadas en las que ha militado en Primera División, con 15 empates y 24 derrotas. Guarismos que reflejan el escaso potencial de los de Heliópolis los últimos años, y que explican, a la vez, el enfado y asqueo de una afición cansada de ver más de los mismo temporada tras temporada.

Así, ante el Alavés, el feudo heliopolitano registró la peor entrada de la temporada, en Liga, con 22.271 espectadores, siendo inferior a la del encuentro ante el Villarreal (25.392). No obstante, fue en la ida de la eliminatoria de Copa ante el Deportivo cuando el Villamarín tuvo su peor afluencia, con 18.774 aficionados en las gradas. La Feria, el puente y la situación del Betis influyeron en la escasa presencia de una hinchada verdiblanca que ya se ha pronunciado esta temporada con el "¡Poyet, vete ya!", "¡Víctor, vete ya!" y "¡Directiva, dimisión!" para mostrar su enfado, que también ha quedado patente en más de una ocasión con un silencio sepulcral, con olés a su equipo cuando va perdiendo, como ante el Alavés, y con el abandono de asientos antes de que acaben los encuentros. Un reflejo del enfado de una hinchada hastiada, la mayoría, con la situación actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios