Celta-Betis | Uno a uno Cambio forzado y ganador

  • La entrada de Tello por la lesión de Francis mejora el juego al espacio

La pizarra La pizarra

La pizarra / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Estaba desaprovechando el Betis una superioridad manifiesta frente al Celta, como en otras ocasiones de esta temporada, hasta que la lesión de Francis forzó la entrada de Tello. El catalán le metió todo lo que le demandaba el cuadro verdiblanco –desborde al espacio y en uno contra uno con amplitud por la izquierda– para que el Betis ahora sí transformara su mejor disposición en oportunidades de gol hasta que Jesé aprovechó un rechace de Rubén Blanco, tras un remate del propio Tello, para anotar su primer gol como verdiblanco y darle a los heliopolitanos esa necesaria victoria.

Había iniciado el duelo un Betis mandón, que aglutinaba la posesión ante un Celta que lo esperaba replegado, consciente del tipo de partido que le aguardaba en el estreno de Escribá. Pero los minutos pasaban y los verdiblancos no eran capaces de acertar en el último pase, pese al desequilibrio que generaban Canales y Guardado y al que luego se sumaría Lo Celso.

Defensa

En el dominio verdiblanco inicial fue clave esa fuerte presión tras pérdida que acogotó al Celta, que era incapaz de salir con la pelota. El paso adelante de la zaga, tirando la línea casi en el centro del campo, ayudaba a esa presión de la medular para recuperar con celeridad la pelota y enviarle un mensaje a un Celta con nervios por su situación en la tabla.

La zaga sólo sufrió cuando los vigueses, que entendieron que la mejor forma de evitar ese agobio, era enviar balones en largo hacia Maxi Gómez, y así llegaron los únicos minutos de dificultad para los verdiblancos. En los instantes finales, incluso Setién blindó más a su equipo colocando a Javi García como otro central más y así evitar una posible sorpresa en el juego aéreo.

Ataque

Si el Betis dominó el balón, con un William Carvalho mejorado al de los últimos partidos, la movilidad de Guardado y Canales por detrás de los pivotes del Celta –Okay y Lobotka– permitió generar desequilibrio, aunque todo ese fútbol bético casi que moría en el borde del área sin llegar a inquietar de verdad a Rubén Blanco.

Canales celebra con Jesé el tanto bético. Canales celebra con Jesé el tanto bético.

Canales celebra con Jesé el tanto bético. / RBB

Todo cambió con la referida entrada de Tello. A la superioridad de Canales y Guardado, y a la que se sumó Lo Celso, desde la mediapunta, el Betis añadió la amplitud de campo que otorgó el catalán por la banda izquierda y que permitió crear múltiples opciones de gol, tanto en remates directos de Tello como en centros desde la línea de fondo.

Luego, con la ventaja en el marcador tanto Canales como William Carvalho supieron mantener el balón para minimizar las opciones de un Celta a la desesperada.

Virtudes

La verticalidad y desborde que otorgó Tello al fútbol de posesión; la actividad de Jesé hasta anotar su gol.

Talón de Aquiles

Debió aprovechar mucho antes su superioridad ante un feble Celta al que dio opciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios