Análisis táctico

Manuel, luz en los cambios

  • Carvalho puso el fútbol, Tello el desborde y Borja Iglesias definió para hacer el gol del triunfo

  • Joel mantuvo a su equipo vivo en un partido en el que Osasuna tapó los espacios a su rival

La pizarra del Betis. La pizarra del Betis.

La pizarra del Betis. / Dpto. de Infografía

El Betis volvió a demostrar que está en una inercia ganadora llevándose un partido en el que no jugó bien, en el que Osasuna perdonó y se topó con un sensacional Joel y en el que los cambios realizados por Manuel Pellegrini, otra vez, como en los dos últimos encuentros ante la Real Sociedad, fueron claves para que los verdiblancos se llevaran un triunfo de gran valor. Una victoria fundamental de cara a dar un paso al frente en la lucha por los puestos europeos y para llegar al choque ante el Athletic, en la Copa, con la moral intacta.

Pero no faltaron en otro partido más del Betis sus errores defensivos y concesiones atrás. Calleri fue un incordio y a los cinco minutos, si no es por Joel, los de Heliópolis ya hubieran ido por detrás en el marcador. Sólo apareció el Betis buscando los centros laterales tanto de Joaquín y Rodri como de las subidas de Álex Moreno y Emerson. Y así llegó el remate de cabeza al palo de Loren. Los rojillos, con un 4-4-2 y una buena presión, mutando en un 4-5-1 defendiendo, bloquearon los espacios a los verdiblancos y Canales no apareció.

El Betis no tuvo la pelota y las pérdidas fueron constantes ante un Osasuna que generó peligro por medio de un incisivo Kike Barja, quien junto a las subidas de Nacho Vidal, se sumó a la pelea ofensiva de Calleri, emergiendo de nuevo Joel a la media hora del partido tapando el disparo del argentino en otra gran intervención. No estaba en ese momento el Betis en el choque y la sensación de poca fiabilidad en el eje de la zaga volvió a aparecer.

Tras el paso por la caseta, el mismo guion continuó en la segunda parte, con un Osasuna que perdonó por medio de Rubén García y otra vez Joel fue clave salvando a su equipo frente a Calleri. El Betis siguió sin encontrar espacios, Canales no aparecía, y fue entonces cuando Manuel Pellegrini empezó a mover el banquillo. Y con William Carvalho, Borja Iglesias y luego Tello, el partido cambió.

El luso, con Paul en el doble pivote, puso el fútbol en su equipo, el extremo el desborde y el delantero hizo el gol del triunfo. Canales y Fekir prácticamente formaban un cuadrado con Paul y Carvalho, y Tello encontró el espacio para hacer daño, apareciendo Borja para definir con mucha calidad con la zurda. Incluso, los verdiblancos, por medio de Fekir y el Panda, pudieron sentenciar, pero no lo hicieron y sufrieron.

Defensa

El nombre propio fue Joel, que firmó un sensacional partido. Calleri fue un incordio constante para Mandi y Víctor Ruiz, al igual que Kike Barja por la banda derecha. Rubén García también se sumó al ataque rojillo y perdonó.

Ataque

Dos nombres propios: Tello y Borja Iglesias. Los centros laterales, antes de los cambios, fueron el principal arma ofensiva bético.

Virtudes

Los cambios de Pellegrini.

Talón de Aquiles

Las pérdidas de la pelota, momentos de falta de intensidad y las dudas en el eje de la zaga.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios