El Betis en pretemporada Boudebouz, ante su nuevo reto

  • El franco-argelino quiere elevar su nivel con una buena pretemporada

  • Rechazó propuestas este verano para salir

Boudebouz, en un entrenamiento del Betis. Boudebouz, en un entrenamiento del Betis.

Boudebouz, en un entrenamiento del Betis. / Juan Carlos Muñoz

El primer protagonista de la pretemporada verdiblanca es Ryad Boudebouz. El franco-argelino fue el mejor jugador en el triunfo en el primer amistoso del verano, en el que además anotó el único gol. Y es que el zurdo se ha marcado un reto para su segunda campaña en el cuadro verdiblanco, después de la irregularidad mostrada el pasado año.

Para empezar, Boudebouz ha llegado fino al trabajo estival. Además de cumplir con el plan colocado por los preparadores, el franco-argelino se estuvo preparando con un entrenador amigo suyo para afinar su puesta a punto. Tras perderse la pretemporada del pasado año, que la inició con el Montpellier hasta que sufrió un esguince de rodilla con el que fichó por el Betis, Boudebouz tenía claro que este verano debía iniciarlo a tope.

Setién lo esperó en la Liga pasada, después de que se perdiera el inicio del campeonato tras recaer de esas molestias con las que llegó a Heliópolis. Le costó entrar en el equipo, pero poco a poco fue dejando detalles de la calidad que llevó a que el Betis apostase por su contratación. Dos goles y tres asistencias acumuló Boudebouz en 27 partidos de Liga, de los que en 15 fue titular. “Sólo se vio el 60% de lo que puedo dar”, ha reconocido el propio Boudebouz en su círculo más íntimo, de ahí su confianza de mejorar en esta campaña.

La imagen ofrecida en el amistoso ante el Nottingham Forest apoya ese anhelo del zurdo. Entró en el segundo tiempo como integrante de la medular dentro del 3-5-2 que dispuso Setién en ese tramo del partido y Boudebouz lideró las mejores acciones ofensivas verdiblancas. La acción del 1-0 llevó su sello en el inicio de la jugada y luego la culminó con un tremendo golpeo tras el rechace del poste al disparo de Tello, su mejor acompañante en el partido.

“Llegó lesionado y todo el año tuvo molestias en la rodilla. Además está el problema del idioma, es difícil para hablar con los compañeros, pero su segundo año me gustaría que fuera su temporada. Todavía no hemos visto al Boudebouz de verdad”, reconoció Mandi esta semana en los medios oficiales del club. Compañero en la selección de Argelia, el defensa verdiblanco conoce bien las cualidades del zurdo, en el que confía para que ahora lidere la vanguardia verdiblanca.

Su irregular primer curso en el Betis no fue óbice para que Boudebouz fuera cortejado en el inicio del verano. Equipos franceses y árabes sondearon su situación para intentar reclutarlo, pero él siempre ha tenido claro que quiere demostrar en el equipo verdiblanco la calidad que llevó a ficharlo el pasado año por siete millones de euros.

De momento, el Betis sólo ha fichado a Canales como refuerzo para la zona ofensiva y, aunque la dirección deportiva tiene en mente firmar al menos a otro jugador de cualidades atacantes, la confianza es que jugadores como Boudebouz, junto al propio Tello, eleven su nivel en esta segunda campaña en el club heliopolitano.

El franco-argelino también se ha marcado ese reto. A la espera de completar una pretemporada sin molestias y con el conocimiento que tanto Setién como él tienen el uno del otro, Boudebouz quiere corresponder en el terreno de juego al cariño que le muestra la afición, que lo ha convertido en uno de sus ídolos por esos detalles que exhibe una zurda con magia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios