Segunda División B Derbi de filiales: El Betis le da la vuelta a la tortilla (3-0)

  • El cuadro verdiblanco celebra una goleada en el primer duelo de máxima rivalidad desde su regreso a Segunda B

  • Los de Paco Gallardo parecían más los recién ascendidos y vieron castigado su arrojo inicial con dos goles de Raúl García antes del descanso

Fekir celebra el 3-0 del Betis Deportivo. Fekir celebra el 3-0 del Betis Deportivo.

Fekir celebra el 3-0 del Betis Deportivo. / RBB

Después de cinco temporadas sin derbi entre primeros filiales, el Betis Deportivo se llevó la alegría de celebrar el triunfo sobre su eterno rival en una mañana pletórica que culminó con una goleada que deja muy tocado al Sevilla Atlético, que compareció en la inmensidad sin público de Benito Villamarín con unas sensaciones muy negativas, pareciendo claramente que el recién ascendido era el equipo nervionense y no el filial heliopolitano, que se asienta en la mitad de la tabla y respira con el respaldo de una victoria con una potente carga en lo anímico.

Y es que el arrojo de Paco Gallardo, entrenador sevillista, en su planteamiento fue castigado muy pronto. Hay dos cosas que, juntas, son una bomba en esta categoría, un equipo joven y una alineación excesivamente ofensiva. El filial sevillista, en teoría más asentado en Segunda División B que su oponente, planteó un encuentro con gente muy ofensiva y, lo dicho, muy inexperta. Con Zarzana a pierna cambiada por la derecha en una línea de tres cuartos con Carlos Álvarez e Isaac, arropaba a su delantero Iván pero también dejaba sin ayudas a los laterales, siendo Javi Vázquez el gran damnificado por el costado izquierdo, desde donde, cuando se vino a dar cuenta, le habían caído dos goles.

Con Manel Ruano, el Betis Deportivo hace tiempo que demuestra que compite. La prueba, entre otras cosas, está en la categoría en la que por fin milita. Más hecho hombre por hombre, el filial le ganó los duelos a su rival en una primera mitad de un solo color, el verdiblanco de los locales, que llevaron el peso del partido con una superoridad en todos los planos. En empaque, en oficio, en manejo de balón, en velocidad y, por supuesto, en dominio de las áreas.

Ahí, un delantero como Raúl García no iba a perdonar. Con David Ramos y Fran Delgado haciendo prácticamente lo que les daba la gana, los pasillos libres en la defensa visitante no iban a tardar en aparecer. Javi Vázquez recordará bastante tiempo este derbi, pues, sin ninguna ayuda por parte de su compañero en posición de extremo izquierdo, Isaac, ni del pivote de su zona, Johansson, fue ampliamente superado casi siempre y por su costado llegarían los tres goles que mataron el partido a favor del Betis. El primero antes de que se cumplieran los 20 minutos de juego en un pase al hueco de Fran Delgado que culminó por bajo con la puntera de su bota ante la salida de Alfonso Pastor –que éste sí que recordará la semana de su debut–. En el segundo, en el descuento de la primera parte, un balón perdido por Carlos Álvarez con todo su equipo arriba propició una contra que volvió a señalar al costado izquierdo de la defensa sevillista, donde otra vez Delgado metió un balón largo por fuera que, con Javi Vázquez arriba, iba a ser imposible para Kike Ríos, al que le quedaría el honor de asistir como espectador de lujo al zapatazo que el nueve bético mandaría a la escuadra.

Prácticamente ya estaba todo dicho. El Sevilla había perdido, y bien, el derbi de filiales. Gallardo rectificaba en el descanso metiendo algo más de físico, pero el exceso de arrojo ya tenía el castigo metido hasta el tuétano. Y el cambio no sólo no surtiría efecto, sino que la puntilla lo pondría en entredicho, ya que, sin dos de sus hombres más desequilibrantes ya en el campo, la reacción ya era una quimera. El tercer tanto, recién iniciado el segundo tiempo, también llegaría por la banda de Javi Vázquez, donde Fran Delgado jugó tremendamente cómodo. Su centro le cayó a Fekir, que fue objeto de un inocente penalti cometido por Eliseo que convirtió el propio jugador francés.

Con 3-0 y casi medio partido por delante, al Betis le bastó con no volverse loco, ir cortando el ritmo con los cambios si es que el rival podía meterse en el partido, y dejar pasar los minutos. Como se preveía, el Sevilla apenas llegó y sólo una falta lanzada por Adrián Peral que daría en los dos postes en el minuto 80 acecharía la puerta de Rebollo. La expulsión de Kike Ríos sería otra ilustración de la impotencia de un derbi en el que, cinco años después, y de momento, los heliopolitanos le han dado la vuelta a la tortilla.

Betis Deportivo: Dani Rebollo; David Carmona, Luis Martínez, Simón, Julio Alonso; Bandaogo (Manu Morillo 87’), Callejón, David Ramos (Calderón 82’), Fran Delgado (Baena 73’), Yassin Fekir (Irizo, 87’) y Raúl García (Mizzian 73’).Sevilla Atlético: Alfonso; Valentino, Eliseo, Kike Ríos, Javi Vázquez; Pablo Ortiz, Jonhansson, Zarzana (Juan María 46’), Carlos Álvarez (Peral 46’), Isaac (Quintana 59’)  e Iván.Goles: 1-0 (19’) Rául García culmina con la puntera por bajo un centro al hueco desde la banda derecha de Fran Delgado. 2-0 (48’+) Contraataque que acaba con un centro largo a Raúl Gónzález, que gana en carrera a Ríos y la pone en la escuadra. 3-0 (49’) Yassin Fekir convierte un penalti cometido por Eliseo sobre sí mismo.Árbitro: Conejero Sánchez (extremeño). Mostró tarjeta amarilla a los locales Fran Delgado y Luis Martínez y a Johansson, Pedro Ortiz y Valentino por los sevillistas. Expulsó al visitante Kike Ríos por roja directa (88’) y al entrenador del Betis Manel Ruano (58’).Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada del Grupo IV, subgrupo B, disputado en el estadio Benito Villamarín, sin público en las gradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios