Campaña de abonados del Betis

Desborde de beticismo: fin al período de altas

  • La afición bética responde un año más en una campaña de abonados positiva y con algunos lunares

Largas colas ayer en el Benito Villamarín. Largas colas ayer en el Benito Villamarín.

Largas colas ayer en el Benito Villamarín. / Víctor Rodríguez (Sevilla)

Comentarios 1

El Betis ya ha cerrado el período de altas nuevas y alcanzará el numerus clausus de 50.373 abonados. Una cifra extraordinaria que refleja la fidelidad y el entusiasmo del beticismo para la próxima temporada dentro de una situación que ayer se vio desbordada por la alegría de muchos béticos y el enfado de otros tantos en las largas colas que volvieron a verse en los aledaños del estadio Benito Villamarín para intentar hacerse con uno de los últimos 1.214 abonos puestos a la venta por el club verdiblanco.

Desde el pasado domingo por la tarde muchos aficionados aguardaron en los aledaños del estadio para hacerse con uno de los números (en principio se iban a repartir ayer por la mañana) que daban derecho a obtener un abono, pero ante tal respuesta de la afición el Betis decidió el mismo domingo repartir 700 números para que no hubiese colas y muchos béticos se pudieran ir a casa y volver ayer por la mañana para sacar su carné. El problema surgió cuando la entidad heliopolitana repartió ayer por la mañana los 514 números restantes (éstos podrán sacar hoy el abono), coincidiendo en el estadio béticos en las colas desde el domingo y los que se acercaron este pasado lunes por la mañana para poder hacerse con un número. Fue entonces cuando la tensión se palpó en el ambiente por las quejas de muchos aficionados, que no entendían por qué el Betis no ponía a la venta más de 50.373 carnés.

La capacidad del estadio este año se reduce y actualmente es de 59.378 espectadores

Desde el Betis, la explicación es la siguiente: la entidad puso ese límite por diversas motivos razones, siendo la primera que todo aquel abonado del año pasado pudiera renovar en éste. Además, desde el Betis esgrimen que la capacidad del estadio este año se reduce, y actualmente es de 59.378, no de 60.720, por lo que hay más de mil localidades menos. También señalan que la construcción de nuevas zonas premium implica la reducción de asientos, algo que entienden que es fundamental junto a la venta de entradas para mantener la política de abonos con precios asequibles. De esos 9.000 asientos que quedan sin abonar, hay que tener en cuenta que la UEFA obliga a reservar para la afición visitante un 5% (casi 3.000), más las que se queda el organismo para sus compromisos.

De este modo, el Betis pone fin a las altas en una campaña de abonados en la que los béticos han vuelto a responder de forma muy positiva, pese a los problemas con respecto a temas de reubicación en diferentes zonas del estadio o capítulos como el de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios