Betis | Fichajes

Ofensiva por Zinchenko

  • Mientras aguarda por el hispano-brasileño Rafinha, Serra Ferrer presenta una oferta para comprar al ucraniano Los técnicos también siguen atentos al mercado de atacantes

Zinchenko, en un partido con la selección de Ucrania. Zinchenko, en un partido con la selección de Ucrania.

Zinchenko, en un partido con la selección de Ucrania. / Oliver Weiken / Efe

A nueve días para el cierre del mercado, la actividad es frenética en el fútbol español y también en el Betis. Al deseado Rafinha, ese sueño de Lorenzo Serra Ferrer que se ha puesto a tiro, se añaden las gestiones que los técnicos vienen realizando para firmar una competencia para Júnior, con el ucraniano Zinchenko como primer objetivo, a la vez que se sondean atacantes que pudieran completar la plantilla verdiblanca e incluso cubrir una salida inesperada de última hora.

Si el fichaje de Rafinha sería una guinda a la planificación, el de Zinchenko responde a una necesidad. Y es que Setién ya solicitó públicamente la llegada de un jugador para el carril izquierdo, una posición que podría ocupar el ucraniano. De hecho, Serra ha presentado una importante oferta al City para comprar al zurdo, aunque en principio se había valorado la posibilidad de que recalase en Heliópolis como cedido. El acuerdo con el jugador sería más sencillo, toda vez que el balear ha estado en permanente contacto con sus agentes, con los que ya tendría perfiladas las cifras dependiendo de la fórmula final en la que se produjera su llegada. Pese a que el Girona, club vinculado al City, también se ha interesado por Zinchenko, el ucraniano considera más atractiva la propuesta verdiblanca, que además le permitiría disputar competición europea.

Con el frente de Zinchenko en ebullición, Serra también aprieta para conseguir a Rafinha, esa opción de nivel que se ha puesto a tiro en esta recta final del mercado. El Barcelona, como informó ayer este periódico, quiere hacer caja con el hispano-brasileño, de ahí que no aceptase una simple cesión, sino que ésta debería ir acompañada de una obligación de compra por una cantidad que rondase los 30 millones de euros. La clave de la operación estará en el propio Rafinha, que, ahora mismo, tiene en su mente salir del Barcelona para contar con más minutos, pese a que Ernesto Valverde le comunicase que tiene un sitio en la plantilla. El centrocampista valora el interés bético, aunque también maneja otras opciones que serían más del gusto del Barcelona, de ahí que Serra haya trabajado en convencer al jugador de la idoneidad de sumarse al proyecto verdiblanco.

Además de la posibilidad de un lateral diestro, los técnicos también permanecen atentos a los movimientos de jugadores ofensivos. La permanencia de Sanabria en el equipo béticio parece segura, después de que ningún equipo se haya acercado a esa cantidad por la que el Betis lo tenía en el mercado. Ante una posible salida del paraguayo, Serra Ferrer había sondeado las condiciones de jugares como Mayoral, Alcácer o Munir, que podían salir este verano, al no entrar de lleno en los planes de sus respectivos equipos.

Con Sanabria en la plantilla y Loren recién renovado, únicamente una salida de Sergio León abriría hueco para la llegada de un delantero centro, aunque el palmeño, en principio, no tiene esto en sus planes. A comienzos del verano, el Betis recibió propuestas por Sergio León –en torno a los cinco millones de euros–, pero todas se rechazaron ante la creencia de que no sería posible encontrar en el mercado un delantero que garantizase sus goles por esa cantidad.

Pero Serra no sólo permanece atento a delanteros de referencia, sino también a puntas con velocidad. Inui, Joaquín o Tello son los únicos jugadores de la plantilla verdiblanca con capacidad de desborde, aunque el catalán no termina de encajar en los planes de Setién, que esta pretemporada lo ha utilizado más de carrilero que en posiciones adelantadas, el lugar donde ha ofrecido mejor rendimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios