Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Getafe-Betis | Sala de prensa

Rubi: "Nos sentimos muy maltratados"

  • El técnico estalla tras el penalti que Prieto Iglesias pitó al Betis en Getafe y subraya que "es muy difícil luchar por los objetivos" con este trato arbitral

Rubi, junto a sus ayudantes en el banquillo, momentos antes de iniciarse el choque. Rubi, junto a sus ayudantes en el banquillo, momentos antes de iniciarse el choque.

Rubi, junto a sus ayudantes en el banquillo, momentos antes de iniciarse el choque. / Joaquín Corchero

"El vestuario no puede estar más enfadado", manifestaba Rubi minutos después de terminar el partido frente al Getafe, en el que un penalti por manos de Álex Moreno desató la ira en el Betis. "Nos sentimos muy maltratados. Yo soy una persona que intenta relativizar estas cosas, pero entiendo el enfado de mis jugadores. Es muy difícil poder luchar por los objetivos que tenemos cuando es todo el año lo mismo", aseguró.

El técnico catalán admitía que "sabe mal" caer de esta forma, pues su equipo hizo "un partido muy serio" ante los azulones. "En la primera parte hemos sido terriblemente superiores. No han tirado una sola vez dentro del área nuestra. La segunda ha sido más trabada, pero al final han sido cuatro rebotes dentro del área y poca cosa más", resumió.

Minutos antes del penalti pitado por Prieto Iglesias, hubo una mano de Ángel en el área getafense que el colegiado navarro no consideró. "Resulta que nos comentan que el balón que pega en la mano de Ángel da en el pecho. Yo lo flipo. Luego en la mano de Álex Moreno no hay ningún tipo de voluntariedad y pita penalti", protestó Rubi, que cree que "a esto no se le puede llamar justicia".

El entrenador de Vilasar de Mar se extendió en lo que considera un "desastre". "Afecta muchísimo a los futbolistas. Porque no conseguimos entender que una cosa que es tan clara no puedan sentarse a verlo. Le ha dicho desde arriba que a Ángel le ha dado en el pecho y entiende que le ha dado en el pecho. Cuando siete tíos se te giran a la vez, tienes que ir al menos a mirarlo", insistió. "Intento no quejarme nunca, pero hay días que no puedes aguantarte".

Además, el técnico admitió que al Betis le faltó finalizar mejor las situaciones de peligro que logró crear en el primer tiempo. "Creo que al equipo le ha faltado adelantarse en el marcador. Y eso sí ha sido responsabilidad nuestra". Asimismo, corroboró que los suyos están en "en una línea bastante correcta". "Cuando tenemos que pelear, peleamos. Y cuando tenemos que jugar más, jugamos", expuso.

En todo caso, la mayoría de las preguntas giraron en torno al VAR. "No creo en las predisposiciones. Y creo en las malas rachas y las buenas rachas. No creo que haya voluntariedad, pero con el Betis este año no hay manera. Llegas al vestuario, coges el móvil para ver la jugada y dices: ¿tanto cuesta ver esto?", concluyó el técnico verdiblanco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios