caso betis

Pacto sí, pacto no...

  • Las dudas siguen planeando sobre un acuerdo cuyo foco se centra en Luis Oliver

  • El navarro no desea que le quiten ahora las plusvalías tras lo establecido en el trato anterior con Haro y Catalán

Lopera se sienta ante el juez en el juicio del caso Betis Lopera se sienta ante el juez en el juicio del caso Betis

Lopera se sienta ante el juez en el juicio del caso Betis / Antonio Pizarro

Comentarios 1

El juicio contra Manuel Ruiz de Lopera arrancó este lunes a pesar de que aún continúan las negociaciones de su defensa con las acusaciones particulares para llegar a un acuerdo que evite la celebración de la vista oral. Un pacto sobre el que siguen planeando muchas dudas para firmarse, con Luis Oliver como actor principal, después del entendimiento al que llegó con Ángel Haro y José Miguel López Catalán hace apenas tres meses. La defensa había pedido al tribunal, antes del inicio de la vista, que concediera un plazo de otros dos días para ver si podía cerrarse el acuerdo, pero los magistrados decidieron que el juicio continúe con independencia del resultado de las conversaciones.

Una vez decidido que el juicio continuaría, el empresario de El Fontanal se acogió a su derecho constitucional a no declarar a las preguntas de la Fiscalía y de las tres acusaciones particulares personadas en la causa por la presunta apropiación indebida, aunque sí respondió a las cuestiones de su propia defensa, con la abogada Encarnación Molino al frente. "No me he enriquecido con el Betis, me ha costado muchísimo dinero. En absoluto he incrementado mi patrimonio", afirmó Lopera, que insistió en que siempre buscó "lo mejor" para el club, el "interés" de la entidad, porque es "bético desde que nació" y por eso ha "luchado y peleado" por el Betis. Cuando su abogada le preguntó por si durante los 20 años en los que estuvo al frente de la entidad había pretendido perjudicar a la entidad, Lopera fue rotundo: "Para nada, antes me muero".

Lopera, durante la declaración. Lopera, durante la declaración.

Lopera, durante la declaración. / Antonio Pizarro

Además, Lopera señaló que Farusa se tuvo que hacer con las acciones del Betis porque "nadie las quería" y que en aquella época el club estaba en una "malísima situación", con una deuda de 4.000 millones de pesetas: "El Betis no tenía ni campo, tuve que comprárselo a las empresas de González de Caldas. No tenía derechos televisivos en Segunda y no tenía dinero ni para viajar, tuve que pagarlo todo de mi bolsillo". El ex presidente bético indicó asimismo que los bancos no le daban créditos a la entidad, por lo que tuvo que "avalar las cuentas del Betis y pagar hasta que se quedó sin deudas. No me he enriquecido con la gestión del Betis. Me ha costado dinero. No he aumentado mi patrimonio. Nunca se ha devuelto un pagaré mientras ha estado Manuel Ruiz de Lopera". Lopera se refirió también a la construcción del estadio y a los fichajes de su época. "Podría haber hecho un estadio como el del Sevilla, de 44.000 espectadores, pero hice uno con tres anillos. No le he querido hacer ningún perjuicio al Betis, antes me muero. Nunca hemos querido ganar una sola peseta a costa del Betis. Nunca ha habido nada que ocultar. He avalado más de 300 millones. Todos los fichajes venían avalados por mí; eso sí que eran fichajes importantes y no los de ahora, con perdón", dijo el ex dirigente recordando los 33 millones pagados por Denilson o los 1.000 millones de pesetas por Alfonso y el hecho de que esté embargado por el Benfica y por el Zaragoza en relación con el fichaje de Sergio García.

A la salida del juzgado, Lopera fue cuestionado sobre la situación del pacto y dijo lo siguiente: "Todo está igual, sigue igual". Mientras, Adolfo Cuéllar, de la Liga de Juristas Béticos, explicó por qué no se ha firmado ya el acuerdo: "Una de las partes no lo ha considerado oportuno. La parte es el señor Oliver". Sobre las opciones de que haya acuerdo indicó que "creo que hay menos que ayer (por el domingo). Estábamos ante un planteamiento que tenía como valor importante el que no había empezado el juicio y ahora hay otros matices. No obstante, siempre es posible llegar a un acuerdo en los procedimientos judiciales. Es lo normal en el 95% de los casos cuando se están dilucidando cuestiones económicas". "La vista ha contado con el inicio del juicio de forma normal y corriente. El señor Lopera sólo ha contestado a las preguntas de su defensa. A partir de ahora es un juicio normal", añadió.

Mientras, el navarro insiste en tener garantías de pago e intentar conservar parte de sus plusvalías de una futura venta. "El Betis vale 20 ó 30 veces más de lo que dicen las plataformas. El contrato de TV se ha multiplicado por tres y lo hará por dos en los próximos años. El Betis en Primera vale 150 millones de euros por lo menos. Así que 15 ó 20 millones es el chocolate del loro", indicó Oliver en Radio Sevilla. "Comprar el Betis es encontrar petróleo en el jardín de tu casa. Nosotros compraremos todas las acciones que podamos, porque consideramos que es un buen negocio", añadió la cabeza visible de Bitton, que se refirió al acuerdo con Haro y Catalán y el hecho de que le quieran quitar las plusvalías: "En marzo estaban comprando el Betis por un 15 por ciento de su valor y eso olía a especulación. Por eso metimos la cláusula del 50% de las plusvalías, ahí está la clave. Dentro de uno, ocho o quince años no van a estar en el club, y el club se va a vender. Ahora quieren quitar las plusvalías pero, si no van a vender, ¿por qué quitarlas?".

Por último, Oliver dejó claro cuándo firmaría: "Guillén, Platas y Ollero me dijeron que Lopera iba a firmar. Es la cuarta vez que lo escucho. Mi sensación es que está cercano, pero tengo muchas dudas. Yo firmaré después de él. Por el bien del Betis haremos otra pequeña bajada de pantalones". 

Etiquetas

, , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios