oncología

El cáncer aumenta el riesgo de sufrir un evento tromboembólico

  • Especialistas subrayan el valor de la prevención a la hora de evitar complicaciones

La doctora Mercedes Salgado Fernández y el doctor Andrés Muñoz, coordinadores del encuentro. La doctora Mercedes Salgado Fernández y el doctor Andrés Muñoz, coordinadores del encuentro.

La doctora Mercedes Salgado Fernández y el doctor Andrés Muñoz, coordinadores del encuentro. / m.g.

El V Encuentro Nacional de Tromboembolismo en Paciente Oncológico, organizado por Laboratorios Farmacéuticos Rovi con el aval científico de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), reunió este viernes en Madrid a más de 200 especialistas de Oncología, Hematología y Medicina Interna.

Con un enfoque multidisciplinar y bajo la coordinación científica del doctor Andrés J. Muñoz Martín, del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y de la doctora Mercedes Salgado Fernández, del Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Orense, expertos de diferentes especialidades debaten sobre el abordaje de la enfermedad tromboembólica en pacientes oncológicos, una de las complicaciones más frecuentes tanto en pacientes ingresados como en tratamiento ambulatorio y domiciliario.

Cada vez hay más especialistas de áreas diferentes implicados en su abordaje

Los pacientes con cáncer tienen un riesgo de sufrir un evento tromboembólico entre cuatro y siete veces superior al del resto de la población, dependiendo de diversos factores de riesgo relacionados con el paciente, el tipo de tumor y el tratamiento oncológico recibido.

Por este motivo, las guías actuales de las principales sociedades científicas de oncología y trombosis recomiendan estrategias terapéuticas eficaces para una adecuada prevención y tratamiento de la ETV en pacientes con cáncer.

La Doctora Salgado Fernández destaca que "cada vez con más frecuencia especialistas de diferentes áreas médicas se implican en el manejo de la enfermedad tromboembólica en el paciente con cáncer". "La importancia en la práctica clínica de un buen manejo terapéutico y preventivo es fundamental, habida cuenta que los procesos oncológicos constituyen, por sí mismos, un importante factor de riesgo añadido, que pueden condicionar tanto la eficacia, en cuanto a mayor riesgo de aparición o recidivas de los procesos tromboembólicos, como la seguridad de los tratamientos indicados en su manejo", ha añadido.

Asimismo, apunta que "la discusión integrada y participativa" entre especialistas permite "profundizar en el abordaje de situaciones específicas que en ocasiones no se recogen en las guías de práctica clínica de una forma clara o uniforme".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios