salud mental

La enfermedad de los 'millennials'

  • La depresión es una enfermedad que va en aumento y que cada vez debuta a una edad más temprana

  • Los episodios de estrés mal manejados pueden favorecer su aparición

No padece depresión, pero el 'youtuber' Rubén Doblas, 'Rubius', ha decidido hablar de sus problemas de ansiedad. No padece depresión, pero el 'youtuber' Rubén Doblas, 'Rubius', ha decidido hablar de sus problemas de ansiedad.

No padece depresión, pero el 'youtuber' Rubén Doblas, 'Rubius', ha decidido hablar de sus problemas de ansiedad. / M. G.

Se ha hablado mucho de la generación millennial, sobre si son la generación perdida o si son la generación que más está luchando por encontrarse. Se ha debatido sobre la comodidad en la que han vivido su infancia y del golpe que ha supuesto en ellos la crisis económica. Pero no es el único factor que les afecta. Un nuevo mundo laboral mucho más competitivo, relaciones personales y sentimentales inestables, la dificultad por emanciparse, y un mundo virtual que supone una presión constante respecto a la imagen que se da de uno mismo, también tiene sus consecuencias.

Muestra de ello son las recientes declaraciones del famoso youtuber El Rubius, o las que realizó el cantante de OT Alfred sobre sus problemas de estrés y ansiedad. Un estrés que, de no ser manejado, puede acabar derivando en una depresión.

Cuando el paciente mejora, los síntomas cognitivos son más persistentesEl origen puede estar en cuestiones sencillas o en problemas graves, como 'bullying' o abusos

Según la OMS, hasta un 20% de los jóvenes de 18 años habrían sufrido en su vida al menos un episodio depresivo clínicamente relevante. Así, a nivel global, se calcula que la prevalencia de la depresión en los jóvenes entre 20 y 34 años se sitúa entre el 5,8% y el 6,4% en el caso de las mujeres, y en el 4,2% y el 4,7% en los hombres. Perteneciente a esa misma generación, la ilustradora Sara Herranz acuñaba la famosa frase de "Somos demasiado jóvenes para estar tan tristes". Pero la depresión no es sólo una cuestión de tristeza. 300 millones de personas en el mundo padece de depresión, y el 94% de los mismos tienen síntomas cognitivos, como dificultades de concentración, olvidos, indecisión, etc., por lo que se trata de una patología que puede llegar a ser muy invalidante, más en personas que comienzan su vida laboral. De hecho, según Víctor Pérez Solá, coordinador del Programa de Investigación en Depresión y Prevención del Suicidio del Cibersam, "cuando el paciente empieza a mejorar, precisamente la sintomatología cognitiva es la más persistente".

En cuanto a los síntomas, Marina Díaz Marsá, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid, explica que en los jóvenes se dan características como "un peor autoconcepto, percepción del mundo como un lugar hostil y un mayor aislamiento social". Eso provoca que un 35% de los jóvenes con depresión caigan en problemas de consumo de drogas, o en otras ocasiones a la adicción a las redes sociales, lo que empeora el problema.

El otro gran hándicap es que, según Pérez Solá, "la depresión es una de las pocas enfermedades que sigue aumentado año tras año y no sabemos por qué". No solo aumenta "sino que cada vez se debuta antes", y por lo tanto, cada vez afecta a personas más jóvenes. Respecto a los factores de riesgo que sí se conocen, además del hecho de vivir solo, factores socioeconómicos, estrés, etc., el experto insiste en que "el factor más determinante es el haber tenido problemas en la infancia y adolescencia". Algo que de hecho "es una ventana de oportunidad para poder prevenir la incidencia de la enfermedad".

Esos factores de riesgo tienen que ver con problemas como el bullying o los abusos sexuales, pero a veces son cuestiones más sencillas, como el exceso de presión o de expectativas que se vuelca en niños hiperresponsables, que de adultos desencadenan en una depresión ante una situación de especial estrés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios