El Palquillo

La Dolorosa del Gran Poder será retirada del culto para su restauración

  • María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso será intervenida por Pedro Manzano hasta finales de noviembre.

La Hermandad del Gran Poder retirará del culto a María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso el próximo domingo por la tarde, una vez cerrada la Basílica, con motivo de su restauración, aprobada en el cabildo general celebrado el 6 de noviembre de 2019, y tras la autorización de la delegación de patrimonio del arzobispado.

Dicha intervención consistirá en la sustitución del actual candelero y articulaciones, así como limpieza y fijación de la policromía, con reintegración de pequeñas pérdidas, junto a otras actuaciones conservativas menores. Todo el proceso será llevado a cabo por el especialista en conservación y restauración de obras de arte, Pedro Manzano Beltrán, responsable de las últimas intervenciones llevadas a cabo en las imágenes de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y en la de San Juan Evangelista.

La corporación de San Lorenzo prevé que la imagen regresará a su lugar de culto a finales del mes de noviembre. Durante unas semanas, ni el Señor del Gran Poder ni la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso estarán en sus respectivos altares, puesto que coincide este hecho con la misión a Tres Barrios y sus correspondientes traslados.

Esta Dolorosa fechada en 1798 y de autor desconocido, ha sido restaurada en varias ocasiones a lo largo de los dos últimos siglos. La primera vez por Antonio Illanes, quien sin coste alguno para la hermandad, en 1954, se encarga de afianzar la cabeza al candelero y, al gusto de la época, alterar levemente sus facciones. Posteriormente, Peláez del Espino altera la policromía de la imagen de un modo llamativo, colocándole además un candelero metálico en 1978, siendo una intervención poco acertada. El año siguiente se tiene que encarnar por Luis Ortega Bru en colores claros, sustituyéndose el candelero por otro de madera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios