PROCESIONES

La Virgen de la Encarnación hizo su procesión desde los Terceros

  • Durante su recorrido visitó la iglesia de Santa Catalina y el antiguo convento de la Paz

La Hermandad de la Sagrada Cena realizó este domingo su procesión gloriosa con la imagen de Nuestra Señora de la Encarnación, desde su sede canónica, la Iglesia de los Terceros. Un breve cortejo de hermanos precedía el paso, que iba acompañado musicalmente por la Banda de Música del Maestro Tejera, dirigida por José Manuel Tristán.

El repertorio de marchas era todo un reclamo. "María Santísima del Subterráneo", "Procesión de Semana Santa en Sevilla", "Macarena" (de Emilio Cebrián), "La Virgen de las Angustias" o "Saeta cordobesa", entre otras. Lento caminar el de la cuadrilla comandada por Manuel Antonio Santiago y Javier Prieto. Volvieron los cangrejeros a las procesiones de Gloria, en una situación cada vez más cerca de convertirse en la normalidad de siempre.

La procesión pasó a las puertas de la Iglesia de Santa Catalina, siendo recibida por las hermandades de la Exaltación, Santa Lucía y el Carmen. Más tarde cruzó la avenida para llegar hasta la Plaza de San Leandro y salir a la Plaza del Cristo de Burgos. En la parte final de su recorrido visitó a la Hermandad de la Mortaja en el antiguo convento de la Paz.

Cabe recordar que esta imagen proviene de la desaparecida Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación, corporación absorbida a finales del siglo XX por la Hermandad de la Cena. La pasada semana se celebró su solemne triduo, con la función principal en la mañana del día de su salida, habitualmente el primer domingo de octubre.

La Virgen portaba en sus manos un nuevo rosario de piedras de coral, realizado por Joyería Espino. Se estrenaba el dorado de las cuatro jarritas del paso, por Enrique Castellanos, y el enriquecimiento del bordado del manto de la esclavitud, con estrellas bordadas en oro y sedas por Antonio Jesús del Castillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios