El Rocío

Primer golpe de cincel para la nueva corona de la Virgen

  • Las preseas de la Blanca Paloma y del Divino Pastorcito empiezan a tomar forma en el taller de los Hermanos Delgado

  • Avanza la obra social para el centenario de la coronación canónica

Juan Ignacio Reales da el primer golpe de cincel a la nueva corona de la Virgen del Rocío. Juan Ignacio Reales da el primer golpe de cincel a la nueva corona de la Virgen del Rocío.

Juan Ignacio Reales da el primer golpe de cincel a la nueva corona de la Virgen del Rocío. / Víctor Rodríguez

Suena de fondo el último disco de Sergio Dalma. La voz del cantante catalán se intercala con el eco sonoro de los golpes de cincel que da Juan Ignacio Reales, presidente de la Hermandad Matriz del Rocío. En el taller de los Hermanos Delgado hace calor. Sobra ropa de invierno. En un viejo corralón de la calle Goles empieza a tomar forma el sueño de las hermandades filiales rocieras. El regalo por el centenario de la coronación canónica de la Blanca Paloma: las nuevas coronas de la Virgen y del Niño. Mucho empeño puesto y muchas horas de trabajo por delante. 

José Delgado, uno de los miembros de este taller, asegura que se ha adelantado el trabajo de Semana Santa para dedicar todo el tiempo a partir de ahora a esta obra de envergadura. Nada menos que las nuevas coronas de oro que serán regaladas a la Blanca Paloma y al Divino Pastorcito en vísperas del próximo Pentecostés. La presea de la Patrona de Almonte está siendo sufragada por las hermandades filiales, una iniciativa de la corporación rociera de Valverde del Camino, cuyo hermano mayor, Luis Fernando Morian Prado, también da un golpe de cincel. La del Niño corre a cuenta del pueblo de Almonte. 

La recogida de oro va bien. Aún falta materia prima. Las donaciones no paran. Anillos, cadenas, zarcillos. Objetos personales de los que cuesta trabajo desprenderse. "Todos estos presentes incluyen una promesa o una acción de gracias a la Virgen", refiere Reales instantes después de abandonar el cincel

Un presente en un año de aniversario que no se limita al oro. Ni a las joyas. El centenario de la coronación canónica de la Blanca Paloma incluye también una importante obra social que se desarrollará, de la mano de Andex, en el hospital que lleva el nombre de la patrona almonteña. Allí se construirá un nuevo centro para atender a adolescentes que padecen enfermedades oncológicas

Luis Fernando Morian explica que se levantará un nuevo edificio, en el que las corporaciones rocieras aportarán 170.000 euros para costear las zonas lúdicas, mientras que se comprometen a buscar la financiación para las habitaciones y otros servicios que se requieran. La intención es que este nuevo centro terapéutico se encuentre en funcionamiento en 2021. 

Ilustración gráfica de la nueva corona que labrarán los Hermanos Delgado. Ilustración gráfica de la nueva corona que labrarán los Hermanos Delgado.

Ilustración gráfica de la nueva corona que labrarán los Hermanos Delgado. / Víctor Rodríguez

"Se ha demostrado que el nivel de supervivencia de pacientes oncológicos entre 0 y 12 años ha aumentado, sin embargo, de esa edad hasta los 18 se ha estancado, por lo que los especialistas recomiendan que se aplique un tratamiento específico, lo que obliga a separarlos en distintos centros", argumenta Morian. 

En el corralón de Goles continuarán los próximos días los golpes de cincel. Horas de trabajo que condesan una devoción universal. Un sentimiento que no sólo se queda en el oro, sino en algo más importante: los kilos de esperanza que brotarán en poco tiempo en el hospital cuyo nombre le da sentido a todo este esfuerzo. A todo este amor. Rocío.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios