metrocentro Acaba la polémica de la estética del tranvía en la zona monumental

Adiós a las catenarias en la Catedral

  • El tranvía desde la Plaza Nueva al Archivo de Indias amanecerá sin cableado aéreo este jueves y jamás volverá a instalarse · Los trenes con batería seguirán usando la catenaria en los demás tramos, de momento

Comentarios 12

El tranvía se queda para siempre sin las catenarias que afeaban el entorno de la Catedral de Sevilla, joya del conjunto histórico de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad. El tramo del Archivo de Indias a la Plaza Nueva quedará sin cables aéreos y únicamente con las farolas fernandinas que se pusieron en su día para mejorar los antiestéticos postes de catenaria, aquellos que generaron una fuerte polémica cuando el Metrocentro echó a andar a finales de octubre de 2007.

La operación de desmontaje del cableado dura tres días, según Tussam, la empresa municipal de transportes urbanos que lo gestiona. Comenzó ayer de madrugada y acabará mañana miércoles por la noche, según las previsiones oficiales. La idea es que el cielo esté ya despejado a primera hora de la mañana del jueves 7 en la zona monumental que va desde el Archivo de Indias a la Plaza Nueva.

La desaparición de las primeras catenarias ha sido posible por los nuevos trenes con batería que ya funcionan en toda la línea. De momento, los demás tramos del tranvía seguirán alimentados con catenarias, aunque la idea del Ayuntamiento es ir desmontando progresivamente los cables del resto de la zona monumental: desde el Archivo de Indias hasta la calle San Fernando. Los postes se mantendrán desde el Prado hasta la ampliación de la línea a San Bernardo.

La rapidez para liberar el resto del centro histórico depende del comportamiento de los trenes en los próximos meses. Los técnicos quieren comprobar que las baterías funcionan a la perfección en pleno verano con los aires acondicionados a toda pastilla y los vehículos llenos de viajeros. Con las elecciones municipales a la vuelta de la esquina (22 de mayo), esa tarea le corresponderá al nuevo gobierno municipal.

Así pues, las catenarias desaparecerán antes de Semana Santa. Como cada año, el servicio dejará de prestarse en su tramo final de la Plaza Nueva una semana antes de la Semana Grande para la instalación de los palcos de la tribuna de Filella y los palcos del Banco de España. Después de las fiestas volverá a la normalidad, aunque ya sin cables aéreos en la zona citada.

Según la delegación de Fiestas Mayores, el domingo 10 de abril por la noche será el último trayecto del tranvía a la Plaza Nueva y al día siguiente los usuarios tendrán su parada terminal en el Archivo de Indias. La colocación de gomas en los raíles está prevista para el Viernes de Dolores.

Han pasado tres años y cinco meses desde que el tranvía se estrenó en 2007 cargando viajeros y es ahora cuando se pone fin a la cuestión estética que generó más críticas desde sus orígenes. La previsión municipal era acabar con las primeras catenarias un año después de la puesta en marcha del Metrocentro, es decir, en septiembre de 2008, pero los plazos no pudieron cumplirse por el retraso del fabricante de los trenes (CAF) en dar con la tecnología adecuada para hacer funcionar los vehículos sin necesidad de cables eléctricos. La primera solución fueron las farolas fernandinas en la zona monumental en la primavera de 2008, que sustituyeron a los postes negros. La solución definitiva: trenes con baterías recargables en la parada y en el frenado que ya están funcionando en Sevilla.

El plan de las farolas fernandinas rebajó al mínimo el debate sobre la estética del Metrocentro y no se explica cómo no se le ocurrió antes al Ayuntamiento para ahorrar costes. Hoy en día lo fundamental de este transporte público es que se ha convertido en la segunda línea con más viajeros de Tussam y que podría ser la primera si se amplía a más zonas del centro y hasta Santa Justa.

2008

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios